Urgencias compartidas en el cara a cara Lopetegui-Simeone

Sevilla/Madrid, 30 sep (EFE).- Sevilla y Atlético de Madrid dirimen este sábado un duelo de alto voltaje en el Ramón Sánchez-Pizjuán, al que los dos equipos llegan con la misma urgencia de iniciar de una vez la escalada para empezar a enmendar sus más que discretos comienzos, en una confrontación entre Julen Lopetegui y Diego Simeone con la necesidad de ambos de acercar a sus conjuntos a su ‘zona natural’ en la tabla.

Con tan solo seis jornadas disputadas, nadie intuía al principio de temporada que el Sevilla ni el Atlético estarían tan lejos de la cima de la clasificación, a 13 y 8 puntos, respectivamente, inesperadamente imprevisibles y discutidos, antes de una prueba de fuego para dos plantillas y equipos -tercero y cuarto el pasado curso- preparados para mucho más de lo que han ofrecido hasta ahora.

La presión, en principio, es mucho mayor para los sevillistas, pues su arranque de temporada no sólo ha sido decepcionante, sino pésimo. Aún no han ganado en casa ni en ‘Champions’ (0-4 ante el Manchester City y 0-0 en Copenhague) ni en LaLiga, en la que, con un solo triunfo, dos empates y tres derrotas, son decimoquintos con 5 puntos.

Esta realidad mantiene a Lopetegui en la cuerda floja, muy cuestionado tanto dentro del club como por gran parte de la afición, y promueve las críticas para Simeone por el mal arranque del Atlético, séptimo con 10 puntos -a 8 y 6 de Real Madrid y Barcelona- y con las dudas disparadas por las dos últimas derrotas seguidas (2-0 en Leverkusen en ‘Champions’ y 1-2 en el derbi madrileño).

En esa dinámica, Simeone está en el foco. La irregularidad turbulenta por la que transita desde que fue campeón de LaLiga y entró en acción la pasada campaña persiste en este ejercicio después de una pretemporada imponente a la que ha seguido un comienzo de competición inestable, agravado, sobre todo, por la derrota sufrida contra el Bayer Leverkusen (2-0) de la que tampoco se repuso en el derbi, del que salió malparado, más que por el resultado (1-2) por la diferencia evidenciada entre el actual campeón y líder frente al bloque rojiblanco.

En sus insistentes síntomas de crisis, la vulnerabilidad es una explicación desde hace tiempo, entre el anhelo del técnico de disponer a la vez de todos sus defensas de más confianza (Stefan Savic, José María Giménez y Reinildo Mandava) para armar la zaga.

No lo ha logrado aún en esta campaña (sólo coincidieron los tres en la convocatoria en la segunda jornada, pero entonces el uruguayo estaba recién recuperado de una dolencia), hasta este sábado, ya restablecidos Savic -baja los últimos seis choques- y Giménez -fuera de los tres encuentros más recientes-. Los dos van directos al once, en el que se mantiene indiscutible Reinildo, como lateral izquierdo, y al que vuelve Nahuel Molina, a la derecha.

Entre una defensa de cuatro, más probable este sábado, o de cinco, la más empleada por el entrenador en los primeros compases de la temporada, circulará el sábado el esquema de Simeone, en el que Axel Witsel previsiblemente se estrenará en el medio centro, su puesto natural, tras jugarlo todo hasta ahora como central por las bajas de Savic y/o Giménez. Su recuperación impulsa al internacional belga a la posición donde ha sido más incontestable.

En el probable 4-1-4-1 o 4-3-3, dependiendo de la situación, desde el que partirá el Atlético en Sevilla, la siguiente línea estará formada por Marcos Llorente (o Ángel Correa), Koke Resurrección (el capitán rebasará este sábado los 553 partidos de Adelardo Rodríguez para convertirse en el jugador con más encuentros disputados en los 119 años de historia del club rojiblanco), Saúl Ñíguez y Yannick Carrasco.

Arriba, Álvaro Morata o Joao Félix son las dos opciones para el puesto de delantero, si finalmente no apuesta por los dos a la vez, con más posibilidades para el goleador decisivo del pase del pasado martes a la fase final de la Liga de Naciones de España ante Portugal, entre la eclosión aún incompleta del ‘Menino de Oro’, más aparente que determinante por ahora en este ejercicio y en sus tres años precedentes en el conjunto rojiblanco.

En la portería estará Jan Oblak, ya completamente repuesto de la contusión severa que redujo su participación antes del parón de las selecciones, y al banquillo regresará Antoine Griezmann, el mejor jugador de septiembre para su afición.

Retornado al once en el derbi ante el Real Madrid, demostró que el Atlético es mejor equipo con él en el campo, pero este sábado, salvo sorpresa, recuperará la rutina de la media hora final a la espera del acuerdo que rebaje los 40 millones de euros que debería pagar el club rojiblanco al Barcelona si juega al menos 45 minutos en el 50 por ciento de los encuentros que esté disponible entre la pasada temporada y la actual.

A tres días de otro partido fundamental en la Liga de Campeones contra el Brujas, el próximo martes en Bélgica, son baja Mario Hermoso -por sanción-, Sergio Reguilón -por lesión- y previsiblemente Rodrigo de Paul -en su país con permiso del club por asuntos personales, aunque un vídeo suyo el jueves en una gala de premios en Miami ha causado polémica en España- para la visita al Sevilla, al que el Atlético sólo ha ganado en uno de sus últimos ocho enfrentamientos, con dos derrotas en sus dos visitas más recientes: 2-1 y 1-0.

En el Sevilla, a pesar de la mejoría en las tres últimas citas seguidas fuera, en las que el guipuzcoano salvó tres ‘bolas de partido’ con su único triunfo hasta ahora (2-3 ante el Espanyol), el citado empate en Copenhague y el 1-1 ante el Villarreal, sigue habiendo voces que hablan de que Lopetegui se la juega dependiendo de la imagen y del resultado contra un «grande, con una plantilla extraordinaria», como el Atlético, en palabras del vasco.

En este parón, el entrenador del Sevilla ha tenido dos semanas para seguir intentando acoplar a un equipo con poco físico, mermado de potencia en el medio campo y con poca solidez y claridad en defensa y ataque, respectivamente, aunque ha tenido que lidiar con la ausencia de hasta once internacionales que estaban con sus selecciones.

Es probable que repitan por tercera vez seguida en el once dos canteranos que han dado un gran rendimiento en los tres últimos choques, José Ángel Carmona como lateral derecho y Kike Salas de central junto al serbio Nemanja Gudelj, con el brasileño Alex Telles en la izquierda por las molestias del argentino Marcos Acuña y su compatriota Fernando como medio defensivo junto a Óliver Torres y el croata Ivan Rakitic o el danés Delaney.

En la parcela ofensiva, para intentar generar más juego y recuperar tanto remate como gol -sólo lleva siete en seis partidos frente a los once encajados-, serían titulares el argentino Erik Lamela en la derecha, baja ante el Villarreal por sanción; un motivado Isco Alarcón entrando por dentro desde la izquierda hasta el centro y el marroquí Youssef En-Nesyri, gafado ante la portería, en punta, sin descartar la apuesta por Rafa Mir.

Siguen lesionados el extremo mexicano Tecatito Corona, con una dolencia de larga duración, y el central brasileño Marcao Teixeira, quien aún no ha debutado como sevillista por un problema en los isquiotibiales.

Los problemas de Sevilla y Atlético los visibiliza aún más el ritmo de la cabeza de la tabla, con el Real Madrid infalible (18 de 18 puntos en las primeras seis citas, la última con una victoria por 1-2 en el Metropolitano frente al Atlético, al que redujo a la nada con una demostración de efectividad ofensiva), con el Barcelona dos puntos por detrás, con 16, y con el Betis, tercero, con 15. El podio -su hábitat natural- está a 5 puntos del grupo de Simeone. El Sevilla mira a diez a su ‘eterno’ rival. Y a ocho puntos a la ‘Champions’.

Tal combinación de hechos transforman su enfrentamiento de este sábado en Sevilla en un partido vital para los dos. Al perdedor le aguardan tiempos duros. Tienen los dos equipos mucho que perder y no tanto que ganar. Ni siquiera el empate aparece como un mal menor en este momento de la temporada para uno y otro equipo, agobiados por las críticas, presionados por los resultados y exigidos de una respuesta contundente e inmediata.

– Alineaciones probables:

Sevilla: Bono; José Ángel Carmona, Gudelj, Kike Salas o Nianzou, Telles; Óliver Torres, Fernando, Rakitic o Delaney; Lamela, Rafa Mir e Isco.

Atlético de Madrid: Oblak; Molina o Llorente, Savic, Giménez, Reinildo; Witsel; Llorente o Correa, Koke, Saúl, Carrasco; Morata o Joao Félix.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (C. Vasco).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hora: 18.30.

————————————————————————————————————————–

Puestos: Sevilla (15º, 5 puntos); Atlético (7º, 10 puntos).

La clave: El acierto en las dos áreas de ambos equipos y su intensidad para hacer daño al rival en un partido que se prevé muy táctico y en el que podrían decidir los pequeños detalles.

El dato: El Sevilla sólo ha ganado cinco de sus veinticinco partidos (20%) contra el Atlético de Madrid desde que lo entrena el argentino Diego Simeone, un balance que se completa con diez derrotas (40%) y otros tantos empates (40%).

La frase: Julen Lopetegui: «El Atlético está diseñado para ganar la ‘Champions'».

El entorno: El Sevilla, que fue goleado en sus dos últimos partidos en casa (Barcelona y Manchester City), regresa a Nervión después de tres salidas consecutivas, saldadas con dos empates y un triunfo, y es una incógnita cómo le recibirá el sevillismo, preocupado y crispado por el mal arranque del curso, mientras que en el Atlético surge la polémica por la imagen de Rodrigo de Paul, ausente de los dos últimos entrenamientos por asuntos personales (tanto el jueves como el viernes), en una gala de premios el jueves en Miami.