Señales de protesta mientras miembros del sindicato UAW (United Auto Workers) se manifiestan en la entrada de una instalación de General Motors, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

El sindicato del motor de EE.UU. anuncia la ampliación de su huelga en General Motors

Nueva York (EFE).- El sindicato United Auto Workers (UAW) anunció este sábado una ampliación de su huelga en General Motors (GM), tras días de negociaciones.

“¡Los miembros del Local 1853 que trabajan en GM Spring Hill Manufacturing (Tennessee) recibieron la llamada y se unen a la huelga!”, destacó el sindicato en una publicación en X (antes Twitter).

Este anuncio se produce después de que esta semana UAW anunciara acuerdos provisionales con Ford y Stellantis tras unas seis semanas en huelga.

UAW está usando las concesiones aceptadas por Ford como el mínimo para llegar a un acuerdo con GM.

Miembros del sindicato UAW (United Auto Workers) se manifiestan en la entrada de una instalación de General Motors, en una fotografía de archivo. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

El UAW llegó a conciliar con Ford

El sindicato consiguió un acuerdo el miércoles con Ford, acuerdo que aún debe ser aprobado por los líderes sindicales y ratificado por los miembros.

Entre otras medidas, el acuerdo con Ford establece que los salarios de los trabajadores subirán un 25 % durante los próximos cuatro años.

El nuevo convenio colectivo también recoge mejoras para trabajadores temporales, jubilados y el derecho a sindicarse.

La planta de GM en Tennessee tiene 3.932 trabajadores y fabrica Cadillac xt5, XTC6 y el Lyriq eléctrico, además del GMC Acadia. Modelos que son algunos de los vehículos más rentables de GM.

Acuerdo con Stellantis

El sindicato United Auto Workers (UAW) anunció este sábado un acuerdo provisional con los fabricantes Stellantis para poner fin a su huelga de unas seis semanas en Estados Unidos.

Este acuerdo tentativo, que ahora tendrá que ser aprobado por los líderes sindicales y ratificado, se basa en un acuerdo de cuatro años y medio alcanzado entre el sindicato y Ford Motor el miércoles pasado.

“Una vez más, hemos logrado lo que hace apenas unas semanas nos decían que era imposible”, dijo en un vídeo publicado en X (antes Twitter) el presidente de la UAW, Shawn Fain, quien, según la prensa especializada, mantuvo “intensas conversaciones” con Stellantis el jueves y viernes.

Por su parte, el vicepresidente de UAW, Rich Boyer, anotó que “hace ocho meses, Stellantis paralizó la planta de ensamblaje de Belvidere, dejando a 1.200 miembros (del sindicato) en la calle”.

“Gracias a la fuerza de nuestra huelga, estamos recuperando esos empleos y más”, agregó e indicó que Stellantis reabrirá esta planta y que la compañía también creará más de mil puestos de trabajo en una nueva planta de baterías en Belvidere.

El acuerdo laboral de la UAW cubre a 43.000 trabajadores en las instalaciones de Stellantis en EE. UU.