61 proyectos de renovables de 1.356 MW, autorizados antes del fin del plazo

València (EFE).- La Generalitat ha informado favorablemente de 61 proyectos de instalaciones de energías renovables, el 57 % de los 107 presentados cuyo plazo para la declaración de impacto ambiental terminaba este 25 de enero, lo que supone la aprobación de 1.356 MW de energía.

Así lo ha anunciado el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión que ha mantenido con el conseller de Economía, Rafa Climent, la consellera de Transición Ecológica, Isaura Navarro, y la consellera de Obras Públicas, Rebeca Torró.

Dificultades administrativas

Ante el fin del plazo concedido por el Ministerio para que los proyectos de este tipo de energías obtuvieran de los gobiernos autonómicos su declaración de impacto ambiental, en caso de que lo necesitaran, la Generalitat «ha cumplido con el objetivo» de informar de todos ellos «a pesar de las dificultades administrativas».

Así, 107 expedientes han obtenido su correspondiente evaluación ambiental, y más de la mitad, el 57 %, han recibido un informe favorable.

859 millones de euros de inversión

Se trata, ha destacado, de 61 proyectos aprobados en la Comunitat Valenciana, que movilizarán 859 millones de euros de inversión y generarán 1.356 MW de energía, el equivalente a la que necesitan 778.000 viviendas, además de crear 1.500 puestos de trabajo para la construcción de las plantas y su mantenimiento posterior.

En cuanto a los que han recibido informe desfavorable de la Generalitat, ascienden a 31, equivalentes a 1.230 MW y, según el president, no han sido aprobados «por razones medioambientales, de enlace con la red eléctrica, cuestiones paisajísticas o problemas de consistencia y solvencia del proyecto».

A estos se suman los 15 proyectos cuyas empresas promotoras han desistido del proceso.

Energía limpia en 2030

Según ha detallado Ximo Puig, la potencia de energía renovable ya instalada en la Comunitat Valenciana actualmente es de 2.372 MW y, a los 1.356 MW aprobados este miércoles, se sumarían, si reciben informe favorable, 1.123 MW pendientes de autorización por el Ministerio que se instalarían en territorio valenciano.

De aprobarse estos proyectos pendientes de aprobación estatal, y sumando la potencia de autoconsumo -472 MW- la Comunitat Valenciana tendría un total de 5.323 MW en proyectos de energías renovables aprobados, lo que significaría superar la mitad del objetivo de 10.000 MW de energía limpia marcado para 2030.

«Es un hito importante pero ya hoy existen otros proyectos que están en marcha y que en las próximas semanas se irán autorizando», ha defendido el president, que ha apostado por «superar» el objetivo de energía limpia para 2030.

Soberanía energética

Puig ha manifestado su voluntad de «continuar poniendo a la Comunitat Valenciana en disposición de alcanzar la soberanía energética, que significa mayor competitividad para las empresas y estado del bienestar».

«No estamos hablando de una cuestión en la que se pueda ser neutral», ha considerado, y ha destacado el objetivo de «descarbonizar la Comunitat Valenciana», una meta, ha dicho «compartida» entre todos los departamentos del Consell.

Sobre sus declaraciones en el pleno de Les Corts Valencianes sobre que la Generalitat trabajará en un mecanismo para compensar económicamente a los municipios en los que se instalen estas plantas, ha precisado que se implantaría en «todos los municipios que generen más energía renovable que el conjunto de energía que consumen».

«También los ciudadanos se verán afectados positivamente», ha defendido, y ha considerado «positivo» que la propia ciudadanía «recibiera una compensación».