Los azulejeros y la Generalitat se unen para pedir que se financie el 30% de sobrecoste del gas

Bolonia (Italia)(EFE).- El sector azulejero español y la Generalitat Valenciana aunarán esfuerzos para reivindicar de manera conjunta ante el Gobierno central ayudas directas en la factura del gas de la industria, que podrían avanzar en financiar un 30 % de los sobrecostes del gas como se hace en Italia.

Así lo ha explicado este jueves el president de la Generalitat, Ximo Puig, en declaraciones a los medios durante su visita a la feria internacional del azulejo Cersaie, en Bolonia, donde ha visitado varias empresas españolas del sector -participan más de 130, de las cuales 69 son asociadas a la patronal Ascer- y se ha reunido con el presidente de la patronal, Vicente Nomdedeu.

Mantener su posicionamiento en el mercado

Puig se ha referido al estado actual de la cerámica con perspectiva de «mantener el producto y su posicionamiento en el mercado -algo que se consolida en esta feria- pero en el marco de una enorme incertidumbre provocada por los precios del gas».

Esta visita a Cersaie sirve también para alinearse con la industria, con el objetivo de «pasar esta transición de precios del gas que hacen inviable al sector a través de ayudas directas al gas -algo que se hace en Italia- u otro tipo de ayudas», ha señalado el president.

A su juicio, en Europa «no puede haber países que tengan más ayudas que otros» y por tanto debe haber alineamiento en las mismas, y si Europa permite a los gobiernos nacionales tomar una serie de medidas, cada Ejecutivo tiene que apoyar «de manera semejante».

Ayudas de hasta 500.000 euros

La Generalitat tiene la voluntad, ha dicho Puig, de complementar las ayudas de 400.000 euros del Gobierno central hasta los 500.000, el tope fijado por la UE.

Desde el sector dan la bienvenida a estas ayudas pero son «poquitas», ha indicado Vicente Nomdedeu, quien ha señalado que lo necesario son «medidas serias e importantes», y esas «solo están en el Gobierno central».

«Si el gas no es barato tendremos un problema grave», ha dicho Nomdedeu, quien ha agregado que mientras se soluciona «se necesitan medidas financieras». «Si lo ponemos en el precio, el cliente no lo paga y busca alternativas», ha advertido.

También ha explicado que 400.000 euros de ayuda suponen para una empresa mediana cuatro días de producción y a una grande uno o dos días, por lo que esas ayudas «son una muestra» pero «hay que destinar más».

Y eso, a su juicio, «se puede hacer porque el Gobierno acaba de ingresar 20.000 millones de euros gracias al IVA de la energía y tendrá que disponer de ellos de la forma más conveniente, y en la industria gasintensiva es una buena manera de hacerlo».

Más apoyo de la UE

El president ha reconocido que para lo que supone para una empresa el gasto del gas esto «son parches», por lo que ha añadido: «Pediremos que se amplíe la capacidad de apoyo a la UE y los gobiernos nacionales» para afrontar el coste del gas «absolutamente desorbitado».

En este sentido ha indicado que si en Italia se está financiando el 30 % de sobrecostes, «podríamos ir avanzando nosotros en esa misma dirección».

El presidente de los azulejeros ha apoyado medidas de este tipo, para poder «mantener los márgenes» con una «mejora mensual en tesorería». Sería una petición que se trasladaría al Gobierno central junto a la Generalitat, no solo para el azulejo sino un planteamiento para «todas las industrias que tienen las mismas características», ha agregado Puig en este sentido.

A corto plazo, ha dicho Puig, «necesitamos medidas urgentes de España y de Europa» porque cada día «se pierden competitividad y empresas» e incluso se producen «deslocalizaciones».

Nomdedeu ha indicado que Alemania, Francia e Italia han aprobado muchas medidas, pero en España han sido hasta ahora 850.000 euros. Italia «es nuestro competidor directo y si ellos tienen ayudas y nosotros no, nos quedamos en una situación de desventaja competitiva muy importante», ha alertado.

Esos países, ha dicho reciben «un 40 % por la diferencia del coste del gas desde septiembre del año pasado hasta ahora».

En cuanto a Cersaie, el presidente de la patronal ha valorado la marcha de la feria, ya que pese a la complicada coyuntura por la que atraviesa el sector «ha sido un alivio tener la respuesta» que se ha obtenido.

Por su parte, el secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos, Manuel Breva, se ha referido al momento «muy complejo que vivimos». Ha pedido la intervención del Gobierno central también en el conflicto con Argelia, que puede suponer una pérdida en ventas de 50 millones de euros este año.

Además, Breva ha reivindicado «un apoyo mucho más directo y ayudas» porque hasta ahora «han sido absolutamente insuficientes».