La CE advierte a Elon Musk que Twitter necesita más personal para cumplir las normas de la UE

Bruselas (EFE).- El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, ha pedido este miércoles al propietario de Twitter, Elon Musk, que la compañía destine «suficientes recursos humanos» para cumplir con las nuevas reglas de la Unión Europea sobre control de contenidos.

«Twitter tendrá que implementar políticas transparentes a los usuarios, reforzar significativamente la moderación de contenido y proteger la libertad de expresión, abordar la desinformación con determinación y limitar la publicidad dirigida. Todo esto requiere suficiente IA (inteligencia artificial) y recursos humanos», le ha dicho Breton a Musk durante la conversación que ambos mantuvieron hoy por videoconferencia.

La advertencia de la Comisión llega a los pocos días de que Twitter cerrase su oficina en Bruselas como parte de los despidos que está llevando a cabo el magnate, lo que ha generado dudas en la capital comunitaria sobre la capacidad de la red social de cumplir con las nuevas normas europeas.

Breton y Musk acordaron que la Comisión Europea podrá acceder a la sede central de Twitter para llevar a cabo un test de estrés a principios de 2023, que «permitirá» a la compañía cumplir con las exigencias de la ley de servicios digitales que acaba de entrar en vigor «antes de los plazos» que prevé la norma.

Ley de servicios digitales

La ley de servicios digitales obliga a las grandes plataformas como Twitter, Google o Amazon a eliminar con rapidez el contenido ilegal siempre y cuando tengan conocimiento de su existencia, y les exige una mayor transparencia en el diseño de los algoritmos que determinan lo que los usuarios ven en internet.

Tendrán que realizar informes anuales para demostrar que están combatiendo ese tipo de contenido y tanto las autoridades públicas como investigadores académicos deberán tener acceso al diseño de los algoritmos para comprobar que cumplen con su cometido.

La nueva normativa, que en la práctica no se empezará a aplicar hasta febrero de 2024, también prohibirá a los gigantes de internet mostrar publicidad personalizada a los menores de edad y exigirá a las empresas informar a los usuarios de por qué les recomienda determinados contenidos en base a su perfil.

En este sentido, tendrán que darles la posibilidad de que la información que ven en internet no está basada en su perfil.

En la misma línea, la norma prohíbe el uso de «patrones oscuros», trucos diseñados para engañar y manipular a los consumidores para que tomen decisiones probablemente contrarias a sus intereses.

Si incumplen estos requisitos, la Comisión Europea les podrá imponer una multa de hasta el 6 % de su facturación anual a nivel mundial e incluso les podrá prohibir el acceso a mercado único