Cientos de personas claman en Galicia frente al veto europeo a la pesca de arrastre en el Atlántico

A Coruña, 8 oct (EFE).- Varios centenares de personas han clamado este sábado en Galicia en protesta por el veto europeo a la pesca de arrastre en una movilización que ha reunido a todos los partidos con representación en el Parlamento -PPdeG, PSdeG y BNG-, a sindicatos y a miembros del sector.

Un momento de la concentración que se ha celebrado hoy sábado en la localidad coruñesa de Ribeira en defensa de la flota gallega y en protesta por el veto de la Comisión Europea a la pesca de arrastre. EFE/Lavandeira jr.

La movilización celebrada en Ribeira (A Coruña) ha discurrido tras las pancartas ‘Sen o mar morremos (Sin el mar morimos)’ y ‘Coidar o mar sí, pero non así (Cuidar el mar sí, pero no así)’.

El objetivo ha sido defender la flota gallega y protestar frente al reglamento de la Comisión Europea que entra en vigor mañana domingo y que restringe la pesca de arrastre en 87 zonas del océano Atlántico, aunque una reciente matización la permite hasta 400 metros de profundidad, si bien el Gobierno ya ha planteado un recurso ante el Tribunal de Justicia de la Comisión Europea.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha afirmado en declaraciones a los medios que «este veto no tiene ningún tipo de justificación ni desde el punto de vista científico ni desde el punto de vista económico».

«Es una decisión absolutamente arbitraria de la Comisión Europea que significa dejar doscientos barcos en tierra, limitar la capacidad productiva de este país y, por lo tanto, destruir empleo y riqueza en un momento como este», ha opinado Pontón.

Tras el recurso del Gobierno, cree que es necesaria una «propuesta de moratoria» porque la vía judicial «puede tardar años y puede destruirse la capacidad pesquera» de Galicia.

«El lunes va a ser un día muy complicado en el mar. Muchas personas no saben si su actividad va a ser rentable», ha lamentado al tiempo que culpaba a «una Comisión Europea en la que tiene mayoría la derecha».

El secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, ha asegurado a los periodistas que la movilización es «un grito a la Unión Europea» de que «Galicia sin sus pescadores, sin su flota, no es Galicia».

Ha demandado «estar al lado del mundo del mar» tanto a favor del recurso planteado por el Gobierno como a través de los partidos, pues ha defendido que «la flota es un sector estratégico en la economía y la sociedad gallega».

«Necesitamos un frente político para que la Comisión Europea, presidida por el Partido Popular europeo, dé un paso atrás y empiece a respetar la flota gallega, empiece a respetar las tradiciones gallegas y empiece a respetar esa pluralidad que hay en Europa de distintos modos de vida», ha agregado González Formoso.

La secretaria general del PPdeG, Paula Prado, que también asistió junto al vicepresidente segundo de la Xunta, Diego Calvo, y la conselleira do Mar, Rosa Quintana, había dicho por la mañana que el veto «es un golpe durísimo para Galicia» y lo ha tildado de «decisión injusta e incierta para Galicia».

«Es fruto del radicalismo ecológico que está imperando en la Unión Europea», ha declarado Prado antes de cifrar en 4.400 tripulantes y en más de 800 millones de euros el impacto de la norma.

El secretario general del sindicato CIG, Paula Carril, ha reclamado «respuestas para afrontar el golpe a la pesca gallega, que amenaza miles de empleos», informa en un comunicado. EFE

maf/jla

(foto)