El Comité de las Regiones avisa que centralizar los fondos europeos aumenta la desigualdad

Bruselas (EFE).- El Comité de las Regiones (CdR) arrancó este lunes un pleno reivindicando, a través de su presidente, Vasco Cordeiro, cambios en los «procedimientos» que Bruselas sigue para confeccionar las políticas de cohesión, a fin de otorgar más importancia a las ciudades y regiones en la toma de decisiones.

«Es imprescindible reconocer el papel de las regiones y las ciudades de cara a lograr la cohesión. Es imposible que haya cohesión si uno no valora el papel que las autoridades locales y regionales juegan en Europa», aseveró Cordeiro durante el acto de apertura de la sesión plenaria del CdR, el órgano que representa a los entes subestatales de la Unión Europea (UE).

Según las proyecciones de la Comisión Europea citadas por Ferreira

El dirigente portugués señaló directamente a los Estados miembros de la falta de participación regional y local en la toma de decisiones, aunque también instó a las instituciones europeas a asumir su «responsabilidad» para revertir esta situación.

En este sentido, la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, aclaró que las políticas de cohesión, destinadas a paliar las desigualdades territoriales entre regiones de la UE, ya se realizan «desde abajo hacia arriba».

El dinero destinado a la política de cohesión servirá para aumentar hasta un 5 % el PIB per cápita de las regiones menos desarrolladas de aquí a 2023 mientras que, siempre según los datos comunitarios, cada euro gastado en proyectos financiados por los fondos de cohesión ya han generado 2,7 euros de PIB adicional, según las proyecciones de la Comisión Europea citadas por Ferreira.

La guerra de Ucrania como fuente de desigualdades

Ferreira explicó en su discurso que ahora ella tiene el «desafío» de evitar que, tras las crisis de la Covid-19 y la de los refugiados ucranianos, los fondos de cohesión «se conviertan en fondos para paliar todo tipo de emergencias», ya que, en principio, están destinados a abordar asuntos más estructurales.

drones guerra Ucrania
Imagen de archivo de un soldado ucraniano en la ciudad de Severodonetsk, en Luhansk. EFE/EPA/Oleksandr Ratushniak

«En este contexto, si no hubiésemos hecho nada y si hubiésemos congelado los fondos para destinarlos solamente a iniciativas a largo plazo, creo que muchas regiones y países no habrían podido resistir ante esta situación», argumentó Ferreira.

Sin una «reprogramación» de los fondos de cohesión, las regiones fronterizas con Ucrania «habrían colapsado con la llegada masiva de refugiados», del mismo modo que el uso de estas partidas durante la pandemia también permitió, según ella, la compra de mascarillas o ventiladores por parte de las regiones, según la comisaria.

«Sin su ayuda (de las regiones y ciudades), nunca habríamos podido superar la pandemia, ni podríamos haber abierto nuestros hogares a los ciudadanos ucranianos», afirmó, en su turno de intervención, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, frente a decenas de cargos regionales y locales que participaron en la apertura del pleno del CdR en Bruselas.

«A mí me parece que da un poco igual a qué nivel se toman las decisiones, lo importante es que se hagan de la forma más cercana a los ciudadanos», sentenció Metsola.

Representación española

La inauguración, celebrada en el hemiciclo del Parlamento Europeo, de esta sesión plenaria del CdR, que se alargará hasta el miércoles, coincidió con la publicación hoy del informe anual sobre el estado de las regiones y ciudades de la UE, y donde el Comité de las Regiones señala la «sobrecentralización» de los planes de recuperación pospandemia como fuente de desigualdades.

Preguntado sobre esta cuestión, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, avaló las conclusiones del informe del CdR y criticó al Gobierno de España por no haber tenido, según él, «ni la más mínima sensibilidad» a la hora de implicar a las comunidades autónomas en el diseño de los fondos poscovid.

El presidente de la Junta de Andalucía Juan Manuel Moreno (d) y el presidente del Comité de las Regiones Vasco Alves Cordeiro. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que también visitó Bruselas para participar en el pleno del CdR, afirmó que «en España durante la pandemia se ha avanzado en la cogobernanza», destacando las convocatorias frecuentes de las conferencias de presidentes autonómicos, aunque también admitió que en este sentido se debe avanzar «mucho más».

«El principio de subsidiariedad es fundamental. Desde la proximidad se pueden atender mejor los problemas de los ciudadanos», declaró el presidente valenciano.

La crisis climática como amenaza local

El CdR asegura en su informe anual que la inacción en materia climática aumenta la amenaza de desastres naturales a escala local en los territorios de la UE y, en especial, alerta de un aumento de los incendios forestales en las regiones españolas a medida que suba el calentamiento global.

El Comité de las Regiones destaca que en un escenario de una subida de tres grados de la temperatura del planeta, la mayoría de las comunidades autónomas españolas corren el riesgo de sufrir entre 30 o 40 días más de incendios forestales extremos al año.

Sin embargo, para los cargos locales y autonómicos españoles, la mitigación de los efectos de la crisis climática es solo el cuarto asunto más prioritario que indican (40 %) en la encuesta realizada por el CdR, por detrás de otros asuntos como la transición verde de la economía (61 %), la lucha contra el paro (57 %) y la transformación digital (50 %).

Edición Web: Óscar Tomasi/Javier Agramunt