Denuncian en el “tren de la bruja” que Almería es la peor conectada por tren

Almería, 24 ago (EFE).- Retrasos, ferrocarriles que circulan a baja velocidad, falta de conexiones… Son sólo algunos de los problemas que arrastran unas conexiones ferroviarias en la provincia almeriense que, al menos para la Mesa en Defensa del Ferrocarril de Almería, han hecho que se convierta en el “tren de la bruja”.

Esto mismo es lo que ha representado esta noche en la Feria de Almería esta plataforma cívica, cuyos miembros se han subido a esta popular atracción infantil para denunciar entre los “cacharricos” para los más pequeños el “mal servicio que ofrece la operadora Renfe a los viajeros almerienses”.

Según ha expuesto en un manifiesto el portavoz de la Mesa, José Carlos Tejada, acompañado por otros miembros del colectivo, como Antonio Fernández, o el presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Almería, Miguel Arranz, el servicio ferroviario de la provincia ha sufrido un “notable deterioro” en lo que va de siglo, que se refleja en una “disminución importante de la cantidad y la calidad” de los trenes.

“Hoy disponemos de menos servicios y los que quedan son más lentos que hace quince años”, ha sostenido Tejada, quien recuerda que son necesarias dos horas y media para viajar hasta Granada; seis horas y media en el caso de Madrid.

“Resulta paradójico pensar que a finales del siglo XX, teníamos mejores servicios y más rápidos que en el siglo XXI. Esto supone, en el contexto nacional, una tendencia opuesta a las continuas mejoras que se producen en otras zonas”, ha manifestado.

Asimismo, ha expuesto que esta “dinámica regresiva” resulta “doblemente alarmante” porque, asegura, si no se adoptan medidas urgentes, “el ferrocarril estará condenado a su desaparición en la provincia de Almería por su falta de utilidad”.

La Mesa también considera que esta “escasa disponibilidad” supone un “agravio” para la economía almeriense, al verse limitada su economía a exportar por carretera.

“Diversos estudios señalan que un buen servicio ferroviario, tendría un impacto en positivo para nuestra provincia, en torno a un 7 % del PIB”, ha apuntado el portavoz.

Por ello, la plataforma cree que de no producirse una mejora a corto plazo, Almería estará “condenada” a una “pérdida progresiva e inevitable de competitividad con respecto a otros territorios españoles”.

“No se trata ya de lo que podemos o no ganar con un mejor servicio ferroviario, sino lo que podemos perder en materia de pérdida del PIB, crecimiento económico y empleo, con una repercusión directa entre otros, hacía los sectores de la agroindustria, el turismo y el mármol”, dice Tejada.

El portavoz también lamenta la pérdida de destinos y mantiene que, tras la pandemia, Renfe se “niega” a poner de nuevo en circulación el segundo tren con Madrid y el primero de la mañana con Granada.

«Se nos puede tachar de pesimistas, de inconformistas o de inmovilistas, pero lo único cierto es que los viajes a Sevilla y Madrid, los únicos de larga distancia que tenemos hoy por hoy, se eternizan y siguen sufriendo retrasos y averías constantemente”, ha incidido.

Tejada ha argumentado que el tren a Sevilla ha reducido en un 90 % el número de viajeros que tenía antes de la “aparición de la pandemia”, mientras que en el de Madrid son un 65 % menos. “Así castigan los ciudadanos el raquítico servicio que reciben”, ha afirmado.

“Sistemáticamente el tiempo nos acaba dando la razón. Cuando dijimos que en el mejor de los escenarios el AVE no estaría en Almería hasta 2025 o 2026 nos miraron con desdén: ahora es el propio Gobierno el que se sitúa en esa última fecha y la Mesa dice: ojalá”, ha expuesto.

Por este motivo, la plataforma se ha subido esta noche al tren de la bruja, para exigir con “humor” que se “respete” a Almería y a los almerienses; que se den respuestas a esta sociedad que “ trata por todos los medios de confiar en sus representantes, aunque lo cierto es que no ponen mucho de su parte para que (…) podamos disfrutar algún día de un tren digno”.