Detectan fugas «sin precedentes» en los gasoductos Nord Stream, que conectan Rusia con Europa

La operadora de los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2 -que conectan Rusia con Europa- ha registrado daños «sin precedentes» en tres tuberías de las dos infraestructuras, lo que ha provocado fugas en el mar Báltico, y advierte de que es imposible prever cuándo se restaurarán.

El Nord Strem 1 es el gasoducto de mayor capacidad para trasladar gas de Rusia a Europa, mientras que el 2 ni siquiera ha llegado a entrar en funcionamiento debido al bloqueo por parte de Alemania del proyecto incluso antes de la intervención bélica en Ucrania. Ambos se han convertido en protagonistas en términos geoestratégicos en el marco del ataque ruso a Kiev, que ha provocado sanciones económicas al Kremlin y tensiones en el suministro de gas al Viejo Continente.

«Los daños que ocurrieron simultáneamente en tres hilos de gasoductos en alta mar del sistema Nord Stream el mismo día no tienen precedentes. Todavía no es posible estimar el momento de la restauración de la infraestructura de transporte de gas», han apuntado los portavoces de Nord Stream AG, con sede en Suiza.

El Nord Stream 1 -con una capacidad de 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año- llevaba semanas detenido tras alegar Rusia una fuga de aceite en la única estación compresora rusa que aún estaba en funcionamiento. Moscú afirma que la turbina afectada, al igual que las demás que van fallando, no puede ser reparada debido a las sanciones occidentales, mientras que la Unión Europea (UE) considera que se trata de una excusa para «chantajear» a Europa con el gas como arma.

Una bandera izada en el lugar donde se ubica el gasoducto Nord Stream 2 en Lubmin (Alemania). EFE/EPA/Clemens Bilan

Pese a que no ha estado en ningún momento operativo, el Nord Stream 2 fue llenado de gas y debe mantener por tanto la presión, por lo que esta fuga también compromete la infraestructura.

Se especula con la posibilidad de un sabotaje

Informaciones procedentes de círculos de seguridad en Alemania sostienen que muchos indicios apuntan a que los gasoductos Nord Stream 1 y 2 han sido dañados deliberadamente en un acto de sabotaje, asegura el diario germano «Tagesspiegel».

También el Kremlin se ha mostrado este martes «muy alarmado» por los daños registrados en los gasoductos y no descarta «ninguna versión» sobre las causas de lo sucedido.

«No se puede descartar ninguna versión», ha señalado este martes el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria al ser preguntado si se trata de un sabotaje.

Las fugas se han producido bajo el Mar Báltico, en aguas danesas y suecas. De hecho, la Dirección General de Energía de Dinamarca declaró la emergencia en los sectores eléctrico y gasístico y la Marina del país ha prohibido la navegación en un radio de cinco millas alrededor de las zonas de las fugas y, los vuelos, en un área de un kilómetro.

Edición Web: Óscar Tomasi