Yolanda Díaz: En tres años se han regularizado 80.000 falsos autónomos

Madrid (EFE).- La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha destacado que en tres años se ha regularizado la situación laboral de más de 80.000 personas que eran «falsas autónomas», la mitad (40.000) en 2022, lo que supone cifras récord en la actuación de la Inspección de Trabajo.

«Estamos en cifras récord. Como digo siempre no va a quedar nadie fuera de la ley en nuestro país, para esto sirve la Inspección de Trabajo y el principio de legalidad en España», ha afirmado la vicepresidenta antes de participar en un coloquio con jóvenes organizado por Ayuda en Acción.

Según ha dicho, contratar falsos autónomos «es la peor práctica», porque supone eludir cotizaciones a la Seguridad Social, que es de donde salen las pensiones públicas, y porque se vulneran multitud de derechos laborales.

FALSOS AUTONOMOS
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante el diálogo organizado por la plataforma Jóvenes, Empleo y Futuro este lunes en Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez

«Se encubren relaciones laborales que eran ordinarias a costa de esas personas trabajadoras, muchas de ellas jóvenes», ha afirmado Díaz, que ha subrayado que la precariedad es el principal problema del mercado de trabajo español.

La inspección de Trabajo, en huelga

Sobre las jornadas de huelga convocadas por los sindicatos en la Inspección de Trabajo, la próxima este miércoles 25 de enero, Díaz ha dicho que el organismo ha visto mejoradas sus condiciones en esta legislatura y se ha mostrado «optimista» sobre las negociaciones que se mantienen para el cumplimiento del acuerdo de refuerzo de este organismo y cuyo desarrollo depende del Ministerio de Hacienda.

Los sindicatos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (CCOO, CIG, CSIF, SITSS, SISLASS, UGT, UPIT y USESS) han convocado para este lunes, antes de la segunda jornada de huelga del 25, concentraciones en las puertas de todos los centros de trabajo para «poner de manifiesto el rechazo de la plantilla a la incapacidad del Gobierno de reforzar este organismo».