El comercio exterior chino ralentiza su avance hasta el 0,1 % en noviembre

Shanghái (China) (EFE).- El valor de los intercambios comerciales denominados en yuanes entre China y el resto del mundo aumentó un 0,1 % interanual en noviembre, según datos oficiales publicados hoy por la Administración General de Aduanas del país asiático.

En concreto, las exportaciones crecieron un 0,9 % hasta los 2,1 billones de yuanes (300.568 millones de dólares, 287.283 millones de euros).

Las importaciones no resistieron y acabaron por contraerse un 1,1 % en comparación con el mismo mes del año pasado, situándose en los 1,61 billones de yuanes (229.803 millones de dólares, 219.632 millones de euros).

En el undécimo mes del año, los intercambios con otros países sumaron unos 3,7 billones de yuanes (530.530 millones de dólares, 507.001 millones de euros).

Así pues, el superávit comercial del gigante asiático fue en noviembre de 494.330 millones de yuanes (70.770 millones de dólares, 67.635 millones de euros), un 7,3 % superior al registrado en el mismo mes de 2021.

El comercio exterior chino ralentiza su avance hasta el 0,1 % en noviembre
Imagen de un puerto comercial. EFE/ Comunicación Sur

En el acumulado de lo que va de año, el comercio internacional chino denominado en yuanes ha aumentado un 8,6 % interanual, con las exportaciones creciendo un 11,9 % y las importaciones, un 4,6 %.

Aduanas también hizo públicos los datos de los intercambios denominados en dólares, que habitualmente presentan divergencias frente a los presentados en la divisa china debido a las fluctuaciones de los tipos de cambio.

En la moneda estadounidense, el comercio internacional chino cayó con fuerza (-9,5 % interanual) en noviembre, con las exportaciones reduciéndose un 8,7 % y las importaciones, un 10,6 %.

La consultora Capital Economics, que toma como referencia los datos en dólares, subraya que se trata de «la mayor contracción interanual de las exportaciones desde el inicio de la pandemia» y de la reducción de las importaciones más acusada en los últimos 30 meses.

En ambos casos, la cifra está muy por debajo de las previsiones más extendidas.

Los analistas ya habían pronosticado que las estadísticas comerciales de China se resentirían en los últimos meses del año a medida que el mundo dejaba atrás los patrones de consumo de la pandemia y, al mismo tiempo, reducía su demanda de bienes producidos en el país asiático debido a la alta inflación, las subidas de tipo de interés y las perspectivas de recesión a nivel global.

Julian Evans-Pritchard y Zichun Huang, analistas de Capital Economics, afirman que estos factores contrarrestarán un posible repunte de la oferta derivado de una reactivación manufacturera a medida que China vaya retirando las restricciones anti-covid.

No obstante, estos expertos sí que esperan que la salida del ‘cero covid’ y las medidas de apoyo al maltrecho sector inmobiliario «impulsen una recuperación de la demanda doméstica», aunque «probablemente no hasta la segunda mitad del próximo año»