FMI: Subir mucho el salario mínimo puede elevar la informalidad en Latinoamérica

Washington (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que Latinoamérica debe «tener cuidado» con las subidas del salario mínimo porque si son muy fuertes pueden llevar a una mayor economía sumergida, subrayó el director interino del Fondo para el Hemisferio Occidental, Nigel Chalk.

En una entrevista con EFE con motivo de la publicación del informe regional del Fondo, Chalk recordó que la economía sumergida es un problema generalizado en Latinoamérica que afecta a todos los países de la región en mayor o menor medida y propuso acciones «combinadas» para hacerle frente.

Apostó por medidas como las tomadas para animar a salir de la informalidad en Estados Unidos, donde las rentas más bajas tienen un «crédito tributario» por el que se les devuelve dinero y no pagan más impuestos.

El director en funciones del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Nigel Chalk (c), en Santiago (Chile). EFE/Elvis González

Valoró además que se estén promoviendo en algunos países reformas fiscales progresivas. Chile y Colombia están en ese proceso.

«Estamos viendo avances con las reformas fiscales que se enfocan en la progresividad» con mayores impuestos para las rentas más altas y menores para quienes ganan menos y eso «ayudará» a reducir la informalidad, dijo.

Cuidado con el salario mínimo

Pero advirtió de que hay que tener cuidado con las reglas que se aprueben para el mercado laboral, porque «cuanto más duras son más probable es que los empleadores se muevan hacia la economía sumergida» para no tener que cumplirlas.

En este punto consideró que hay que tener «mucho cuidado» con el salario mínimo en Latinoamérica, porque sus subidas pueden llevar a los empresarios, sobre todo a los pequeños negocios con poco margen para obtener beneficios, a moverse hacia la economía sumergida, y tener a sus trabajadores fuera del sistema.

Por otro lado, el experto del FMI advirtió de los efectos negativos que puede tener una subida elevada de las cotizaciones sociales como la que están promoviendo algunos países de la región, que pueden ir en «dirección contraria» a lo deseado y abocar de nuevo a muchos a optar por la economía sumergida.

Un vendedor informal es visto en una calle de Río de Janeiro (Brasil), en unas fotografía de archivo. EFE/Marcelo Sayão

Pone el ejemplo de Chile -país en el que se presenta este miércoles el informe-, que en su reforma del sistema de pensiones propone subir las aportaciones a la Seguridad Social. «No digo que sea erróneo hacerlo, pero hay que tener cuidado para que eso no lleve a la informalidad» económica.

Insiste por eso en la necesidad de estudiar «toda la carga impositiva» al mismo tiempo, sobre todo en el caso de las rentas más bajas, para evitar que prefieran estar fuera del sistema.

En cualquier caso, Nigel Chak valoró que haya en marcha reformas fiscales en Latinoamérica enfocadas en lograr la progresividad y en asegurarse de que todos los niveles paguen de acuerdo a lo que ganan, sobre todo las rentas altas, mientras reducen la carga de las rentas más bajas.

Edición web: Juan David Mosos