El ministro británico de Economía anula la rebaja del impuesto sobre la renta y reduce ayuda energética

Londres (EFE).- El ministro británico de Economía, Jeremy Hunt, anunció este lunes que anula la rebaja prevista del 20 al 19 % a partir de abril de la banda básica del impuesto sobre la renta, a fin de reducir el endeudamiento público y calmar a los mercados.

Las ayudas para limitar el precio de la factura energética para empresas y hogares introducidas este mes y que debían durar dos años se restringirán también al inicio del nuevo ejercicio fiscal en abril, afirmó en un discurso televisado.

Hunt asumió el cargo el pasado viernes en sustitución de Kwasi Kwarteng, que fue cesado por la primera ministra, la conservadora Liz Truss, después de que su presentación el 23 de septiembre de un plan fiscal sin detalles de cómo reduciría la deuda sembrara el caos en los mercados financieros.

El nuevo ministro declaró hoy que los drásticos cambios a ese plan, por un valor de unos 32.000 millones de libras (37.000 millones de euros) al año, pretenden «garantizar la estabilidad financiera y dar confianza en el compromiso del Gobierno con la disciplina fiscal».

La libra subió y los intereses sobre la deuda pública británica han bajado después de que Hunt desmantelara con su declaración el «plan de crecimiento» de Truss, cuyo futuro político pende ahora de un hilo por la oposición dentro y fuera de su partido.

Al comunicar el viernes la marcha de Kwarteng, la líder «tory» revirtió su decisión de congelar el impuesto de sociedades, e indicó que en abril subirá del 19 al 25 %, excepto para las pequeñas empresas, tal como había dispuesto el anterior Gobierno.

A principios de octubre Truss también anuló la rebaja prevista del 45 al 40 % de la banda alta del impuesto sobre la renta, tras recibir numerosas críticas, en un contexto de alta inflación y crecientes tipos de interés.

Hunt precisó hoy que se cancelará asimismo el recorte previsto de 1,25 puntos porcentuales del impuesto sobre los dividendos así como las compras exentas del IVA para los visitantes extranjeros.

El ministro también eliminó la congelación previamente anunciada, durante un año a partir del 1 de febrero, de la tasa sobre el alcohol.

Del plan de su predecesor se mantienen solo la congelación de las contribuciones a la seguridad social y la rebaja del impuesto sobre la compra de la vivienda, debido a que ya se había aprobado la legislación correspondiente.

El nuevo «canciller del Exchequer», que anoche se reunió con Andrew Bailey, gobernador del banco central, comparecerá a las 14.30 GMT en la Cámara de los Comunes para dar más detalles sobre la nueva estrategia financiera.

El plan al completo, acompañado de previsiones oficiales de crecimiento y déficit, se revelará el próximo 31 de octubre.

Los mercados responden de manera positiva a la declaración fiscal de Hunt

La Bolsa de Londres respondió este lunes con una subida del 0,56 % a la declaración del ministro británico de Economía, Jeremy Hunt, que anuló, entre otras medidas, la rebaja prevista del 20 al 19 % de la banda básica del impuesto sobre la renta para reducir el endeudamiento y dar estabilidad a los mercados.

El selectivo londinense reaccionó de manera positiva al anuncio del nuevo «chancellor», con un avance de 38,45 puntos, hasta 6.897,24 enteros, sobre las 11.30 hora local (10.30 GMT), cuando Hunt había terminado su mensaje.

Al mismo tiempo, en el mercado de divisas también ganaba valor la libra esterlina, que se revalorizaba un 0,57 % frente al dólar estadounidense, al cotizar en 1,1306 dólares, en respuesta a la comparecencia televisada del ministro.

Por otro lado, el coste del endeudamiento del Gobierno caía tras dar la bienvenida los inversores a los cambios detallados por Hunt, que revirtió casi todas las medidas fiscales contenidas en el llamado «minipresupuesto», presentado a finales de septiembre por el exministro de Economía Kwasi Kwarteng.

La declaración de emergencia del nuevo responsable de Economía motivó la caída del interés sobre el bono soberano del Reino Unido a 30 años, hasta el 4,35 %.

En cuanto al interés sobre los bonos a cinco años, estos también cayeron hasta el 3,86 %, descensos que sugieren que los mercados financieros recibieron con agrado los últimos cambios a los planes económicos del Ejecutivo.

La primera ministra británica arguye que su cambio de rumbo económico trata de dar «estabilidad»

La primera ministra británica, Liz Truss, justificó este lunes haber renunciado a casi todo su plan económico con el argumento de que los ciudadanos «quieren, con razón, estabilidad».

«Los británicos quieren, con razón, estabilidad, que es por lo que estamos abordando los graves desafíos que afrontamos en unas condiciones económicas deterioradas», escribió en Twitter la jefa del Gobierno, quien asumió el cargo hace solo 40 días.

Truss defendió que su Gobierno ha actuado para «trazar un nuevo rumbo para el crecimiento que apoye y dé resultados a la gente en todo el Reino Unido».

Truss se halla contra las cuerdas después de que haya debido renunciar a la base de su programa de gobierno, entre rumores de que los diputados conservadores examinan ya las posibles vías para desalojarla de Downing Street lo antes posible.

Edición web: Rocío Casas