El transporte a la demanda gana peso en el mapa de Castilla y León para los próximos diez años

Valladolid, 15 set (EFE).- La Junta de Castilla y León ha rediseñado el Mapa de Ordenación del Transporte Público de Viajeros por carretera para los próximos diez años, para llegar a todos los ciudadanos y vertebrar el territorio, con un modelo en el que gana peso el transporte a la demanda, gratuito con el bono rural y que supondrá el 50% de la oferta regular, con 1,7 millones de viajeros al año.

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves el decreto por el que se aprueba el marco jurídico que sustenta el Mapa de Ordenación del Transporte Público de Viajeros por Carretera de Castilla y León, como instrumento para rediseñar la red pública de transporte de la Comunidad, que sienta las bases para el nuevo modelo de movilidad pública y que garantiza la subrogación de los trabajadores en los nuevos contratos de concesión.

El Mapa, que ha presentado la consejera de Movilidad, María González Corral, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, tiene como objetivo contar con una red moderna, para diez años, que llegue al total de la población, que incluye el transporte por autobús convencional, el de a la demanda, el metropolitano y las prestaciones conjuntas.

La consejera ha explicado que una vez que se ha aprobado este Mapa se elaborarán los anteproyectos de explotación, que son los que recogen las paradas, calendarios, itinerarios y recursos, para posteriormente sacarlos a los correspondientes contratos de licitación por diez años.

El Mapa se plantea como un «instrumento que establece la estrategia de movilidad pública en Castilla y León y como elemento esencial para la implantación de un nuevo modelo concesional flexible, que garantice los derechos de la ciudadanía, cualquiera que sea el lugar donde resida y dé paso a una movilidad pública alineada con los conceptos de accesibilidad universal, modernidad, sostenibilidad ambiental, conectividad y digitalizacion», según la referencia del Consejo de Gobierno.

El nuevo mapa dará «cobertura total de la población al incrementarse la oferta del transporte, favoreciendo así la accesibilidad universal, dotando a todas las localidades de la Comunidad de transporte público, especialmente en aquellas más deslocalizadas y situadas en el mundo rural».

Esos servicios «se explotarán bajo la modalidad de concesiones por zonas, que incluyen todos los servicios de transporte público regular de viajeros de titularidad de la Junta. El nuevo sistema se ha planteado como un modelo flexible para permitir su adaptación a la evolución de las características poblacionales y territoriales de la Comunidad», añade la referencia.

En cuanto al impulso del transporte a la demanda, que permitirá llegar a un mayor número de localidades en las zonas rurales, «se ampliará su zonificación a la totalidad del territorio de la Comunidad, posbilitando dar servicio a más de 1,7 millones de viajeros anuales, logrando así que el transporte a la demanda suponga el 50% de la oferta del transporte regular».

El nuevo sistema potencia el transporte de prestación conjunta con diferentes fórmulas, como la integración del transporte escolar en el transporte regular convencional, de manera que se prestan ambos servicios de manera simultánea, garantizando la reserva de las plazas de escolares en las rutas de transporte regular, tanto «de los escolares como de los monitores», ha precisado la consejera.

Además, el nuevo sistema mantendrá la gratuidad del transporte a la demanda a través del bono rural demanda, y las actuales bonificaciones en los transportes competencia de la Comunidad, que se verán complementadas con la implantación del Bono Castilla y León Rural Joven y del Bono Castilla y León 20, para transporte metropolitano.

Para cumplir con la sostenibilidad ambiental y reducción de la huella de carbono, se contará con «una flota moderna con energías sostenibles, cuyos vehículos cumplan con las especificaciones eficientes energéticamente existentes en el momento de licitación de los nuevos contratos».

La Consejería ha recordado que abordará en esta legislatura el proyecto integral de Implantación de un Sistema Tecnológico, ITS, para el nuevo modelo de transporte de Castilla y León, dotado con más de 30 millones procedentes de fondos europeos.

Esta transformación del sistema de transporte se complementa con el plan de modernización de las estaciones de autobuses, para ofrecer una mayor calidad y servicio a los ciudadanos, con una inversión prevista de más de 19 millones en esta legislatura.

Tras este decreto se inicia la fase de elaboración de los anteproyectos de explotación y sometimiento a información pública para poder contar con la mayor participación y consenso posible de municipios, ciudadanos y sector del transporte.

El siguiente trámite es la elaboración de los proyectos de explotación y licitación de los nuevos contratos de concesión de servicios que estarán vigentes durante diez años.EFE