Ford mejora su producción pese a 45 días de ERTE

València, 16 oct (EFE).- La planta de Ford España en Valencia registra este 2022 una mejora de la producción superior al 40 % hasta octubre en comparación con el mismo periodo del año anterior, a pesar de que los ERTE han impactado con 45 jornadas de paro desde enero.

La evolución desde los 140.000 vehículos producidos entre enero y octubre de 2021 a los 198.000 montados en lo que llevamos de año se debe a la crisis de los semiconductores y la falta de componentes de los efectos de la pandemia de coronavirus y que afectaron enormemente a la industria durante todo el año pasado.

No obstante, los próximos meses seguirán siendo difíciles por la situación de incertidumbre y de inestabilidad provocada por la invasión de Ucrania, y de hecho, tras varias semanas de traslado de días de ERTE, ahora se han establecido cuatro días seguidos de parada (13, 14, 17 y 18 de octubre), según fuentes sindicales.

UN AUMENTO DE PRODUCCIÓN

Entre enero y octubre de 2020 la producción llegó a las 195.000 unidades, y este año ronda los mismos números, sin embargo hay que tener en cuenta que en aquel momento el confinamiento obligó a parar la actividad durante unas semanas pero funcionaba el turno de noche en la planta y había mil trabajadores más en plantilla.

En 2021 la producción bajó a 140.000 vehículos en el mismo periodo y este año se han superado ya los 197.000 coches en dos turnos, alrededor de un 40 % más. La mayor parte de los vehículos fabricados son del modelo Kuga, seguidos de la Transit Connect, y en menor medida la S-Max y la Galaxy, puesto que el Mondeo dejó de fabricarse a finales de marzo.

La capacidad de la planta al cien por cien alcanza los 300.000 coches al año con una producción diaria de 1.400 coches, pero los ERTE que se han aplicado para ajustarse a la demanda y la posibilidad de que continúen las paradas hasta finales de año situarán la producción de 2022 en el entorno de los 200.000.

En la planta se teme un nuevo ERTE o la prórroga del actual para los últimos meses del año ya que no se espera una estabilización en la llegada de suministros en el corto plazo.

LOS ERTE DE FORD EN 2022

Desde enero los expedientes han afectado a la plantilla todos los meses en diferente medida y sumados ofrecen un balance, entre paros totales y parciales, de 45 jornadas de parada en vehículos, 13 en motores y 20 en mecanizados.

Los trabajadores perciben el 80 % del salario real diario durante los ERTE además del 100 % de las vacaciones, de pagas extra y del complemento de antigüedad.

«Mientras dure la guerra no sabemos cuándo se va a estabilizar la situación, parece que hay mejoras pero no acaban de confirmarse y tememos que el año que viene continúe la inestabilidad», comenta el secretario general de UGT en Ford, José Luis Parra.

LA LLEGADA DE LOS ELÉCTRICOS

Con la próxima desaparición de la fabricación de los modelos S-Max, Galaxy y Transit en la planta valenciana, a la llegada de los eléctricos en 2026 anunciada por Ford Europa la factoría solo producirá el Kuga.

Falta conocer las fechas en que se dejarán de fabricar esos tres modelos y el consiguiente excedente de personal y la concreción de cómo se consigue llegar en estas condiciones a 2026, cuando la planta de Almussafes producirá vehículos de la plataforma GE2 de vehículos basados en una arquitectura de eléctricos de nueva generación propia de Ford.

Además, en agosto se conoció que Ford había renunciado a acceder al proyecto estratégico español para la recuperación y transformación económica (Perte) del vehículo eléctrico y conectado (VEC), en el que se le habían asignado 106 millones, si bien la multinacional aseguró que mantiene su compromiso con la planta valenciana de Almussafes.

Desde el Gobierno y la Generalitat Valenciana se defendió que la decisión de Ford no afectaba a su inversión prevista en la planta valenciana y que se debía exclusivamente a una decisión corporativa que redefinirá el calendario y el alcance de las inversiones a realizar en España, centradas en la nueva plataforma de vehículo eléctrico y en el nuevo modelo de negocio que llevará asociado.

La dirección de Ford y UGT firmaron un acuerdo para la electrificación con medidas de flexibilidad para una plantilla que actualmente es de 6.000 empleados.

Inmaculada Martínez