La huelga del calzado interrumpe parcialmente la producción en España

Madrid (EFE).- Los trabajadores del sector del calzado que se han sumado este jueves a la primera huelga en 45 años han interrumpido parcialmente la producción en algunas zonas de España, según han informado los sindicatos convocantes, que piden a la patronal una subida de salarios que evite la pérdida de poder adquisitivo.

Con el eslogan «Salario o conflicto», los sindicatos CCOO y UGT han calificado de «éxito total» el llamamiento a la huelga para los más de 30.000 empleados que conforman las plantillas del sector del calzado en España.

La Federación de Industrias del Calzado (FICE) comunica, en cambio, que no hay «valoraciones concretas» sobre el nivel de seguimiento, pero sus fuentes (asociaciones regionales) aseguran que el seguimiento «no está siendo mayoritario ni homogéneo» y lo cifran en un 13 % del total de trabajadores.

La producción de esta industria se concentra, fundamentalmente, en la localidad riojana de Arnedo, en los municipios castellano-manchegos de Fuensalida-Portillo (Toledo) y Almansa (Albacete), en la provincia de Alicante, en Elda, Petrer y Elche, y en comarcas de Baleares.

huelga calzado
Salón Futurmoda, en Elche, en una imagen de archivo. EFE/Morell

Según UGT, alrededor del 95 % de las plantillas de algunas de estas localidades están apoyando la jornada de movilización y califica la convocatoria como «éxito rotundo».

CCOO informa de que en Almansa y Arnedo el paro «fue un éxito» y añade que, en el resto de las comarcas zapateras, el seguimiento «fue menor por la precariedad, la fuerte economía sumergida y la presión del empresariado».

Por zonas y regiones, en La Rioja, el 90 % de los 3.500 trabajadores del sector ha secundado la huelga, según ha asegurado a EFE el secretario general de FICA-UGT, Juan Carlos Alfaro, en tanto que la patronal riojana no ha proporcionado a EFE datos del seguimiento, donde hay unas 115 empresas del calzado.

En esa comarca, CCOO asegura en su cuenta de Twitter que el seguimiento alcanza el 100 % en las seis compañías «grandes», que habrían obligado a su cierre temporal, y enumera a Arneplant, Grupo Pitillos, FAL, Fluchos, Callaghan y Robustos.

Este sindicato confirma un seguimiento «casi total» por parte de los trabajadores de las plantas de Almansa (Albacete), que concentra a unos 3.000 trabajadores del sector.

huelga calzado
Concentración durante la huelga en el sector del calzado en Toledo. EFE/Ismael Herrero

La secretaria general de CCOO de Albacete, Carmen Juste, ha indicado en una concentración organizada en Almansa que la huelga «está siendo un rotundo éxito».

En la Comunidad Valenciana, el seguimiento de la huelga ha sido menor. CCOO y UGT lo cifran entre el 60 % y el 65 % en la provincia productora más importante de calzado, Alicante, principalmente en Elche y Elda, que acapara el 70 % de los zapatos fabricados en el país.

La patronal ha comunicado que en Alicante, que cuenta con 1.074 empresas que emplean a unos 18.000 trabajadores al sur de la región, el impacto de la huelga «ha sido mínimo» y lo cifra en menos del 5 %.

En Andalucía, cuyo punto destacado es Valverde del Camino (Huelva), con 550 trabajadores y dedicado a la fabricación de productos artesanales, la huelga «no está teniendo repercusión», según ha informado a EFE la Asociación Provincial de Industriales del Calzado (Apical).

Nuevo convenio y mejor salario

La parte social del sector exige un convenio para tres años en el que se refleje una cláusula que garantice el poder adquisitivo de los trabajadores.

huelga calzado
Concentración durante la huelga del sector del calzado en Elche. EFE/Morell

Además solicitan que se incluya una reducción de jornada en 12 horas, un complemento a partir del cuarto mes de incapacidad temporal, una subida del plus de distancia o una regulación del contrato fijo discontinuo, entre otras reivindicaciones.

Las patronales del sector, Fice y AEC, propusieron en la última reunión mediadora con los sindicatos -acabó sin acuerdo- unas subidas salariales del 8 % a partir de enero de 2023 y un compromiso de incremento para los próximos cuatro años con una revisión al IPC real topada al 2,5 %.

La Federación de Industrias del Calzado en España (Fice) y la Asociación Española de Empresas de Componentes y Maquinaria para el Calzado y la Marroquinería (AEC) pusieron encima de la mesa un incremento salarial total que alcanzase entre el 12,5 % y el 15 % durante los próximos cuatro años, en función del comportamiento de la inflación.

La parte sindical presente en el acto de mediación rechazó estas propuestas y convocó una jornada de huelga en el sector del calzado cuyo seguimiento por zonas está siendo desigual.