El sindicato CGT habla de «alta participación» en la huelga convocada en Inditex

Madrid (EFE).- La huelga convocada este sábado por el sindicato CGT en dos marcas del grupo Inditex -Zara (Lefties y Kiddy’s Class incluidas) y Pull&Bear- coincidiendo con el inicio de las rebajas del gigante textil en sus tiendas físicas, está registrando una «alta participación», según los convocantes.

La concentración celebrada esta mañana en la madrileña calle Preciados, una de las principales arterias comerciales de la capital, ha reunido a «varios centenares» de trabajadores, según ha asegurado un portavoz de CGT a EFE, a los que se han sumado protestas en otras ciudades españolas como Sevilla, Barcelona o Logroño.

Asimismo, el sindicato asegura que el seguimiento de la huelga ha provocado el cierre de alrededor de ocho tiendas, todas ellas en la capital.

CGT: Inditex vulnera el derecho a la huelga al reforzar los turnos

En este sentido, denuncian que la compañía ha vulnerado el derecho a huelga de los trabajadores al reforzar los turnos, por lo que tienen la intención de presentar una denuncia contra el grupo.

CGT, minoritario dentro de Inditex, reivindica equiparar en todas las comunidades autónomas y provincias la subida salarial pactada recientemente con la representación social en A Coruña.

El pasado 22 de diciembre se alcanzó un acuerdo por el que el colectivo del personal de tienda de Inditex, que son entre 1.500 y 1.600 personas en la provincia de A Coruña, tendrá un incremento mensual de los pluses salariales: 322 euros durante el primer año, 362 euros durante el segundo y 382 euros a partir de entonces.

Manifestación de trabajadores en huelga delante de una tienda del grupo Inditex en el centro de Madrid este sábado.
Manifestación de trabajadores delante de una tienda del grupo Inditex en el centro de Madrid este sábado. EFE/JJ Guillén

Estas subidas en 15 mensualidades se traducen en unos 5.700 euros al año.

CGT reivindica también una subida salarial de 250 euros al mes para los trabajadores con jornadas inferiores a 15 horas, el pago de los domingos en las mismas condiciones que los festivos y la equiparación de ayudas sociales que perciben la logística, las fábricas y las centrales de la empresa.

Los sindicatos mayoritarios en Inditex, CCOO y UGT, con un respaldo de más del 90 % de la plantilla, no se han sumado a esta convocatoria.

Esta misma semana, ambos sindicatos anunciaron que el 25 de enero iniciarían las conversaciones con la empresa para abordar medidas en materia salarial que compensen el impacto de la inflación en los sueldos de sus trabajadores.