La central nuclear de Trillo notifica una anomalía entre el 20 y 23 de diciembre

Toledo, 13 ene (EFE).- La central nuclear de Trillo (Guadalajara) notificó una incidencia entre los pasados días 20 y 23 de diciembre que no tuvo impacto alguno en los trabajadores, ni otras personas ni en el medio ambiente, y que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), con los datos disponibles hasta el momento, ha clasificado preliminarmente como nivel 1 (anomalía).

En un comunicado remitido este viernes, el CSN ha explicado que el suceso notificado por el titular de la central nuclear de Trillo el pasado 29 de diciembre ha sido clasificado como nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES), una clasificación de 0 a 7, en el que el 0 significa sin significación para la seguridad y el 7 es un accidente grave.

El origen de dicho incidente, que no tuvo impacto alguno en los trabajadores, el público ni en el medio ambiente, fue la identificación de la inoperabilidad del generador diésel de salvaguardia (GY30) entre los días 20 y 23 de diciembre, que fue debido a una pequeña fuga desde el sistema de agua de refrigeración (unas 32 gotas/minuto) al sistema de aceite de uno de los dos motores de dicho generador.

Tras declarar inoperable el generador y realizar diversas verificaciones, el titular confirmó que el generador había estado fuera de servicio durante un periodo de tiempo superior al permitido por las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento de la central.

La central de Trillo ha señalado que, de acuerdo con la información disponible hasta el momento, y según los criterios establecidos en el Manual de la escala INES, relacionados con la “Evaluación del efecto en la defensa en profundidad, específicamente en relación con sucesos en reactores de potencia mientras funcionan a potencia” y los “sucesos sin un iniciador real”, la clasificación básica de este suceso corresponde a un INES 1.