La economía andaluza creció un 0,8 % en el segundo trimestre

Sevilla, 12 ago (EFE).- La economía andaluza registró un crecimiento del 0,8 % en el segundo trimestre de 2022 respecto al trimestre anterior, según los resultados de la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

De acuerdo con la evolución interanual, el Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía andaluza registró un crecimiento del 5,9 % en el segundo trimestre del año, ha informado en un comunicado la Consejería de Economía .

Todos los grandes sectores de la economía crecieron entre marzo y junio respecto al trimestre anterior, a excepción de las ramas primarias, y destacan dentro del sector servicios la mejora en los subsectores de la actividades artísticas, recreativas y otros servicios (12,5 %) y la Información y Comunicaciones (2,2%).

Desde la perspectiva de la demanda, se produjo una mejora en el segundo trimestre respecto al precedente tanto para el gasto en consumo final de los hogares regional como para la formación bruta de capital, con crecimientos positivos del 1,6 % y 1,5 %, respectivamente, mientra que bajó el gasto de las Administraciones Públicas.

En términos interanuales, la contribución de la demanda regional como el saldo exterior al crecimiento del PIB registraron datos positivos de 3,1 y 2,8 puntos porcentuales, respectivamente.

El gasto en consumo final de los hogares regional registró un crecimiento del 3,1 %, aportando 1,9 puntos al PIB regional, mientras que el gasto en consumo final de las administraciones registró un descenso del 1 % en el segundo trimestre del año, restando tres décimas al crecimiento de Andalucía.

De esta forma, el gasto en consumo final regional creció un 1,8 %, representando 1,6 puntos del PIB regional y la formación bruta de capital, por su parte, registró una tasa del 8,3 % en el segundo trimestre de 2022, lo que supone una repercusión positiva sobre el PIB de 1,4 puntos.

Por componentes de la oferta, las ramas primarias decrecieron el 4,1 %, lo que supone una repercusión negativa de 0,3 puntos sobre el PIB, y las industriales crecieron en tasa interanual el 2,8 %, con una aportación al crecimiento del PIB de 0,4 puntos.

La industria manufacturera registró una tasa positiva del 2 %, la construcción creció un 5,2 %, aportando tres décimas al crecimiento del PIB del segundo trimestre en la comunidad, y los servicios crecieron el 7,4 %, con aportación al crecimiento del PIB de 4,9 puntos