La huelga de tripulantes de Ryanair causa retrasos en 9 vuelos en Andalucía

Málaga, 10 ago (EFE).- La tercera jornada de huelga en agosto de los tripulantes de cabina de Ryanair convocada por los sindicatos USO y Sitpla ha ocasionado a primera hora de este miércoles retrasos en nueve vuelos en los aeropuertos andaluces de Málaga y Sevilla, donde no ha habido ninguna cancelación.

Según ha informado USO, hasta las 9:00 horas se habían cancelado seis vuelos con origen o destino en España, todos de rutas que enlazan Barcelona El Prat con los aeropuertos de Londres-Stansted, Bruselas y Milán Bérgamo.

En cuanto a los retrasos, se han contabilizado un total de veinte, entre los que destaca por volumen el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol (seis), seguido de Barcelona, Madrid y Sevilla (con tres cada uno), Palma de Mallorca y Valencia (dos) e Ibiza (uno).

En Andalucía, las demoras han afectado concretamente a una salida y cinco llegadas en el aeropuerto de Málaga y a un despegue y dos de los aterrizajes programados en el de Sevilla.

El responsable de Vuelo de USO-Sector Aéreo, Ernesto Iglesias, ha explicado que los vuelos cancelados hoy en la base de Barcelona «no estaban protegidos» por los servicios mínimos, por lo que Ryanair ha decidido cancelarlos con antelación porque los trabajadores harían huelga en ellos.

La compañía ha pretendido así «evitar la foto de pasajeros quejándose en las colas del aeropuerto», así como «no evidenciar que los tripulantes están apoyando la huelga» porque «de lo contrario los hubieran operado con normalidad», según Iglesias.

Esta convocatoria de huelga de los tripulantes de cabina de Ryanair, la tercera en lo que va de verano, se repetirá de lunes a jueves y se prolongará hasta el próximo enero ante la negativa de la aerolínea irlandesa a negociar un nuevo convenio colectivo.

La protesta se suma a los paros convocados a finales de junio y durante gran parte de julio por USO y Sitcpla, que han provocado cancelaciones y retrasos en los aeropuertos españoles en los que opera Ryanair, especialmente en Barcelona-El Prat y Palma de Mallorca.