La Unió denuncia que las interceptaciones de cítricos con plaga crecen 41 %

València, 8 sep (EFE).- La Unió de Llauradors ha denunciado que las interceptaciones de cítricos con plagas en frontera de la UE procedentes de países terceros han crecido un 41 % hasta agosto, desde las 78 del año pasado a las 110 del ejercicio actual.

Destaca de las cifras el gran incremento de Brasil que ha pasado de las 9 del año anterior a las 58 de este, lo que supone una subida del 544 % y pone de manifiesto, según La Unió, «el riesgo de firmar un acuerdo con Mercosur sin existir plenas garantías fitosanitarias» porque a los rechazos con plagas de Brasil hay que sumar también los de Argentina, Uruguay como estados plenos y Colombia como asociado, que entre los tres sumaban 10 interceptaciones.

Sudáfrica tiene ya en lo que llevamos de año 12 rechazos acumulados, entre ellos 4 de la Phyllosticta citricarpa en agosto (mancha marrón) y es a partir de septiembre además cuando comienza el grueso de sus importaciones. Esas plagas detectadas en tránsito hacia Europa han provocado la suspensión temporal de sus importaciones de naranjas Valencia Late, lo que pone de manifiesto que el tratamiento de frío debía ser más generalizado y no el que se ha establecido, advierte la organización.

Para evitar estas situaciones, La Unió apuesta por la implantación de un sistema de frío unificado para todas las importaciones y países y que las autoridades comunitarias tengan un único criterio estandarizado para todos.

La Unió considera que ratificar o suscribir acuerdos por parte de la UE como por ejemplo con Mercosur o Sudáfrica es «un grave error, pues no existen estudios profundos ni rigurosos de impacto sobre los efectos que causan en nuestro sector agrario».

Según el secretario general de La Unió, Carles Peris, todo lo que sean acuerdos sin reciprocidad en los estándares de producción o en el uso de materias activas, sin plenas garantías fitosanitarias en materia de plagas, sin adquirir los compromisos de reducción que plantea la estrategia europea ‘De la granja a la mesa’ y sin ordenación en cuanto a los periodos de importación para que no solapen a las producciones europeas que no sean deficitarias, es «caer en los mismos errores de siempre que causan siempre un enorme impacto negativo al sector».

En los últimos años se ha producido además un crecimiento de las importaciones de países terceros del hemisferio norte y sur a la Unión Europea a pesar de no existir todavía protocolos seguros, por lo que a juicio de la organización agraria habría que aumentar el control en la entrada de mercancías que puedan contener plagas, ya que su entrada podría ser letal para la citricultura europea.