Los países de la UE fracasan en el intento de acordar un tope de precio al gas

Bruselas (EFE).- Los países de la Unión Europea fracasaron este martes en su intento de acordar un tope de precios a las importaciones de gas en la UE, tras diez horas de negociaciones en un consejo de ministros extraordinario con ese polémico tema como único punto de la agenda, informaron a EFE varias fuentes diplomáticas.

«La última vez esperaba abrir hoy un champán para celebrar un acuerdo, pero aparentemente todavía necesitamos dejar las botellas en el frigorífico durante un tiempo porque no están lo suficientemente frías», aseguró en una rueda de prensa el ministro checo de Industria, Jozef Síkela, cuyo país ostenta hasta que acabe el año la presidencia de turno de la UE.

El controvertido asunto, que busca limitar las escaladas de precios de ese hidrocarburo, divide desde hace meses a los Veintisiete en un bloque que reclama ese techo para abaratar las facturas, en el que están España, Grecia, Bélgica, Polonia, Italia o Eslovenia, y otro que lo rechaza, donde se encuentran Alemania o Países Bajos, que temen pueda comprometer el suministro.

A falta de acuerdo, en el segundo intento desde que la Comisión Europea presentó una propuesta en noviembre para limitar las compras en 275 euros en las compras vinculadas al índice TTF de Ámsterdam, el tema será tratado por los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la UE en la cumbre que celebrarán este jueves en Bruselas.

De cara a ese encuentro, el ministro checo explicó que la principal «cuestión abierta» será «el nivel de precio que activa el mecanismo», concebido para «asegurar que no se repite la situación de agosto», cuando la cotización del gas en el TTF rozó los 350 euros por megavatio/hora (MWh).

La última propuesta que llegó a la mesa de los ministros minutos antes de las 19.00 horas de la tarde rebajaba a 200 euros el megavatio/hora (MWh) el nivel al que se activaría el mecanismo y requería además que el precio del hidrocarburo en los contratos mayoristas vinculados al TTF fuese de al menos 35 euros superior al precio medio en el mercado de gas natural licuado (GNL) durante tres días.

Sin embargo, este borrador era «inasumible» para el Gobierno español, según señalaron fuentes diplomáticas, y también para otros Estados miembros que forman parte del grupo de los más ambiciosos, como Grecia.

«Hemos conseguido grandes avances sobre cuándo y cómo desactivar el mecanismo. Esto es crucial para Países Bajos», expresó al término de la reunión el responsable neerlandés de Clima y Política Energética, Rob Jetten, quien reconoció, por el contrario, que «no hay acuerdo aún en cómo activar el mecanismo», es decir, sobre el precio que desencadenaría el mecanismo.

España confía en un acuerdo el próximo lunes

La vicepresidenta española Teresa Ribera dijo que se han producido «progresos» en el debate con el resto de países de la UE sobre el tope al gas, pese a que la reunión cerró sin acuerdo, a la vez que confió en que los Veintisiete puedan llegar a un pacto asumible para todos en una nueva cita el próximo lunes.

«Confiamos en que el lunes se cerrará este acuerdo junto con los otros dos reglamentos de emergencia», dijo en declaraciones al término de un consejo extraordinario de ministros de Energía de los países de la UE convocado exclusivamente para intentar acordar el tope al gas.

La también ministra para la Transición Ecológica señaló que se han producido progresos en cómo se desactivaría el mecanismo en caso de emergencia porque, por ejemplo, no llegara gas a la UE, y también en el ámbito de operaciones de compra sobre las que se fijaría ese tope.

«El punto mas sensible de los que quedan abiertos es cuál es el equilibrio entre la estabilidad de los mercados financieros y el precio que los consumidores pueden pagar», explicó Ribera.