Millones de afectados por la huelga de los trenes británicos

Londres (EFE).- Millones de personas se han visto afectadas este sábado en el Reino Unido por la huelga que secundan los ferrocarriles británicos en demanda de mejoras salariales, medida que se prolongará hasta casi final de año.

Asimismo, la policía de frontera continúa hoy el paro que empezó ayer y que afecta a los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick, así como los de Birmingham (centro de Inglaterra), Manchester (norte de Inglaterra), Cardiff (Gales) y Glasgow (Escocia),

Aunque la alteración ha sido mínima debido a que las autoridades dispusieron el despliegue de voluntarios y militares para evitar largas colas en los controles de pasaportes.

Este día de Nochebuena es tradicionalmente uno de los de más actividad del año ya que millones de personas se desplazan por el país para pasar la Navidad con sus familiares.

huelga trenes
Una estación de tren en Londres, en una imagen de archivo. EFE/Andy Rain

Los pasajeros han tenido que buscar un transporte alternativo, como los autobuses de larga distancia, para desplazarse.

Aunque los ferrocarriles mantendrán la medida de fuerza en los próximos días, este domingo no habrá trenes, autobuses ni metro, como es tradición el día de Navidad, el único día del año que no hay ningún medio de transporte, con excepción de taxis particulares.

Los trabajadores rechazan la oferta de mejora salarial

La empresa Network Rail ha ofrecido al Sindicato Nacional Marítimo, de Ferrocarril y Transporte (RMT, en inglés), que representa al personal ferroviario, un incremento salarial del 5 % este año, pero ha sido rechazado porque los trabajadores exigen un alza del 7 % ya que la inflación británica supera el 10 %.

El personal de fronteras, miembros del Sindicato de Servicios Públicos y Comerciales (PCS, en inglés), mantendrán este paro hasta el próximo día 31, con excepción del 27 de diciembre, después de rechazar una oferta de mejora salarial del 2 %, ya que este sindicato ha pedido un incremento del 10 %.

El secretario general del sindicato de Servicios Públicos y Comerciales (PCS), Mark Serwotka, que representa a los empleados de frontera, predijo hoy que habría una «gran escalada» en las acciones laborales en enero en toda la administración pública a menos que los ministros entablen negociaciones.

Este paro profundiza la crisis en lo que ya se llama el invierno del «descontento» en el Reino Unido por la ola de huelgas de diversos sectores, que reclaman alzas de sueldos por el coste de vida.