Pedro Sánchez: Más pronto que tarde vamos a doblegar la curva de la inflación

València, 23 sep (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes que, «más pronto que tarde», España va a «doblegar la curva de la inflación», como doblegó la del coronavirus, y ha defendido que las «grandes incertidumbres» derivadas de la guerra en Ucrania se afrontan «con la conciencia de estar del lado correcto de la Historia».

Sánchez ha señalado durante su intervención en València en el acto del décimo aniversario de elDiario.es que, cuando la paz vuelva a Ucrania y a Europa, España habrá sabido prepararse y aprovechar este tiempo, y será más competitiva por haber impulsado «la dignidad» laboral, de los territorios, de los estudiantes o del personal científico.

Ha reivindicado que, al contrario de los que «siempre defendieron y siguen defendiendo que en España y en todos sus territorios solo se puede competir bajando salarios, recortando derechos, mientras se hacen regalos fiscales a la minoría más pudiente», dentro de unos años se verá que «no hay riqueza más sólida que la del bienestar compartido».

«Ni mayor progreso que el de alcanzar la justicia y la dignidad, además de mayores tasas de crecimiento», ha destacado Sánchez, quien ha contrapuesto la respuesta «diametralmente distinta» que se dio a la crisis de hace diez años, que pagó la mayoría social a costa del beneficio de una minoría, y la que se está dando a la actual.

Frente a la respuesta basada en el «dogmatismo neoliberal», ha indicado que el paradigma de la socialdemocracia, centrada en reforzar el estado del bienestar, ha permitido que España cuente en la actualidad con más trabajadores que antes de la pandemia.

El presidente ha asegurado que al inicio del confinamiento de la pandemia dio «la batalla» para forjar en Europa una respuesta «contundente y solidaria» a esta crisis, y se ha demostrado que se están haciendo políticas en defensa de la mayoría social.

Sánchez ha hecho hincapié en que, donde antes hubo rescate bancario, ahora los Gobiernos de Europa se están planteando un gravamen extraordinario a las grandes corporaciones, las entidades financieras o las grandes energéticas, para que haya una redistribución del esfuerzo y que quienes más tienen contribuyan más a financiar el estado del bienestar.

Ha afirmado que donde hubo una subidas indiscriminadas del IVA ahora hay un «reparto equitativo de cargas» para que la clase media y trabajadora no vuelva a ser la sacrificada, y donde hubo «insolidaridad y división norte-sur», hoy se ha forjado una respuesta conjunta con el suministro de la vacuna contra la covid.

«Donde hubo amnistías y regalos fiscales para los más pudientes, habrá reformas fiscales que garanticen que quien más tiene más contribuya a la hacienda pública para tener un estado del bienestar mucho más fuerte», ha insistido Sánchez.

El presidente ha señalado que en el pasado las políticas para salir de la crisis dejaron una triple fractura: la de los «brutales recortes» de los servicios sociales, el rescate bancario y la amnistía fiscal a grandes defraudadores, y una «insoportable corrupción», como la que vivió, ha dicho, la Comunitat Valenciana.

Finalmente, ha destacado que el Gobierno progresista de coalición no aplaza conquistas sociales, no deja que las disputas territoriales se enquisten, dialoga en lugar de imponer y no busca excusas para postergar los deberes.