Planas defiende el regadío sostenible como «clave» para el futuro del campo

Huesca, 8 sep (EFE).- El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha defendido este jueves en Aragón las inversiones acometidas en el desarrollo de regadío sostenible como un elemento «clave» en el presente y el futuro del sector agroalimentario y del medio rural español en general.

Y lo ha hecho durante el transcurso de una visita a las obras llevadas a cabo en el sector VIII de Monegros II que ha comenzado en la localidad zaragozana de Bujaraloz y ha concluido en el municipio de Sangarrén (Huesca), donde ha comprobado el funcionamiento de la estación de bombeo de la comunidad de regantes de Molinar del Flumen.

Planas, acompañado del presidente de Aragón, Javier Lambán, y de los presidentes de las comunidades de regantes de Monegros II, ha incidido en la necesidad de «tener cuidado en sacar provecho de cada gota de agua» mediante una disminución de los costes energéticos que generan los regadíos.

En este sentido, ha reclamado tener en cuenta los caudales disponibles en cada momento y tratar de limitar al máximo el coste energético mediante la utilización de energías renovables.

En este marco, ha anunciado que el Gobierno va a invertir hasta 2027 un total de 2.150 millones (563 procedentes de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia) para acometer la modernización de medio millón de hectáreas, 200.000 de nuevo regadío y 300.000 que necesitan ser mejoradas en cuanto a su rendimiento.

Estas inversiones, ha recordado, se suman a las ya realizadas entre los años 2000 y 2020, en los que se invirtieron 3.000 millones para la modernización de 1,5 millones de hectáreas.

En relación a los 563 millones consignados para el conjunto de España, ha explicado que con las aportaciones de las comunidades de regantes, que financian las obras hasta un máximo del 20 %, la inversión total de más de 700 millones de euros.

A esta cantidad se sumarán otros 410 millones procedentes de Fondos Nex Generation para actuaciones en regadíos, así como las consignaciones a realizar en los presupuestos generales del Estado.

Planas ha explicado, por otra parte, que el sector ganadero es «fundamental» para la economía del país, con una producción, ha resaltado, que solo el último año generó un rendimiento de 20.900 millones de euros.

El ministro ha destacado que este ganadero ha contado con un apoyo «especial» por parte del Ejecutivo debido a las consecuencias económicas y sociales derivadas del conflicto en Ucrania, al que se ha referido como «la guerra de Putin»,así como del incremento de los precios de los piensos.

Unas ayudas, ha recordado, de 189 millones a los productores de vacuno, ovino y caprino para leche, y de 193 millones para los de carne.

También ha anunciado el interés del Gobierno en incluir en la próxima Política Agraria Comunitaria (PAC) un refuerzo para este sector cárnico en relación a las ayudas acopladas, un elemento que ha considerado «importante y significativo».