España vota en contra del acuerdo pesquero del Mediterráneo para 2023

Bruselas (EFE).- España calificó de «positivo» el acuerdo sobre pesca en las aguas de la Unión Europea (UE) para el año 2023 logrado este martes por los ministros de Pesca de los Veintisiete, pero votó en contra del pacto sobre el Mediterráneo, pese a que se consiguió reducir la cantidad de días en los que la flota no podrá salir a faenar.

«A pesar de los avances logrados y de haber conseguido disminuir los días de pesca (en que la flota no podía salir a faenar) a menos de la mitad, me he visto obligado en nombre de España a votar en contra de este reglamento», declaró el ministro español de Agricultura y Pesca, Luis Planas, durante una rueda de prensa.

Explicó que votó en contra porque tiene «una divergencia de fondo con la Comisión Europea en su interpretación y aplicación del reglamento de Mediterráneo occidental», al pensar que «no es por vía de la reducción de los días de pesca, sino por la selectividad de las artes, como se logrará el rendimiento máximo sostenible en el año 2025».

acuerdo pesca ue
Un barco de pescadores en Tarifa, en una imagen de archivo. EFE/A.Carrasco Ragel

En junio de 2019 se adoptó un plan plurianual para la pesca demersal en el Mediterráneo occidental que se aplica desde 2020 y que introdujo un régimen de gestión del esfuerzo pesquero para los arrastreros de cara a lograr una reducción global de hasta el 40 % en cinco años.

La Comisión Europea había planteado que durante 2023 la flota del Mediterráneo no pudiera salir a faenar durante tres semanas adicionales.

Los barcos, en puerto «nueve o diez días» más al año

No obstante, el acuerdo final supondrá que los barcos tendrán que quedarse en puerto «nueve o diez días» más al año, según indicó Planas.

En cuanto al Atlántico, Planas celebró que «dos de las especies que tienen un mayor interés comercial y que movilizan a un elevado número de barcos pesqueros, merluza sur y caballa, presentan posibilidades de pesca muy buenas para la flota española».

La cuantía global de la merluza sur para 2023 es de 9.953 toneladas, «la mejor cifra de los últimos ocho años y la segunda mejor cifra de este siglo», aseguró.

«Duplica la cuota asignada en el año 2022 y, además, inclusive, supera en un 10 % la revisada recientemente en el pasado mes de octubre. Se benefician de esta pesca y de este aumento de cuota 1.200 barcos del Cantábrico: Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. Resultado que me atrevo a calificar de histórico», dijo Planas.

Sobre la caballa o verdel, España consigue 29.439 toneladas, un incremento de un 20 %.

acuerdo pesca ue
Un barco de pescadores en Barbate, en una imagen de archivo. EFE/Román Ríos

Los abadejos del golfo de Vizcaya y del Cantábrico, para los que la Comisión Europea había propuesto una reducción del 10 % en las capturas, se quedan finalmente en un mantenimiento de la cuota pesquera asignada a España.

En el caso del lenguado, se pasó de la disminución del 11 % que planteaba Bruselas a un mantenimiento de la cantidad de las capturas.

En el caso de la anguila, se logró una veda de la actividad pesquera de seis meses que puede ser continuada o en dos periodos separados de tres meses consecutivos.

Bruselas había planteado que la veda para la anguila abarcara seis meses consecutivos, lo que en la práctica habría supuesto el cierre de la actividad pesquera.

En cuanto al acuerdo sobre las aguas compartidas con el Reino Unido, que se finalizará en las próximas horas o días, Planas calificó los resultados de «muy positivos».

El ministro adelantó que, sobre el bonito, España conseguirá por primera vez licencia para acceder a aguas británicas.
Sobre la merluza norte, la cuota crecerá un 5 %, mientras que el rapé de Gran Sol se incrementará un 11 %. El gallo de Gran Sol crecerá un 14 %.

acuerdo pesca ue
El puerto de Bermeo (Vizcaya), en una imagen de archivo. EFE/Luis Tejido

En el jurel oeste, para el que el Ejecutivo comunitario plantaba cerrar la actividad pesquera, se ha logrado una cuota de 3.271 toneladas «que se podrá pescar en tanto que captura accesoria y de la cual se benefician un total de 400 barcos», apuntó el titular español de Pesca.

Bruselas cree que el acuerdo es «equilibrado y sostenible»

El comisario europeo de Pesca, Virginijus Sinkevicius, valoró este martes el acuerdo logrado a primera hora de hoy sobre las posibilidades pesqueras en el Atlántico y el Mediterráneo para el año 2023 y calificó el resultado de «equilibrado y sostenible».

«Nuestras medidas ayudarán a las reservas a seguir recuperándose sobre la base del asesoramiento científico», dijo en rueda de prensa el comisario europeo al término de una maratoniana reunión de ministros de Pesca.

Admitió que lo acordado implica «algunas medidas difíciles» para el sector pesquero, pero señaló que los pescadores «podrán contar con el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca» y con otros instrumentos de apoyo.

Sobre el acuerdo logrado para la pesca en el Mediterráneo, que contó con el voto en contra de España, Sinkevicius explicó que pese a los avances logrados en los últimos años en la recuperación de las poblaciones gracias al plan multianual en vigor, «hacen falta más esfuerzos» en esas aguas.

Por su parte, el ministro de Pesca de Chequia, Zdenek Nekula, cuyo país preside el Consejo de la UE hasta finales de año, reconoció que las negociaciones pesqueras fueron «muy difíciles» pero consideró que el compromiso logrado es «equilibrado» al tener en cuenta los distintos intereses de los Estados miembros y estar «en línea con los principios de la política europea y las recomendaciones científicas».

Andalucía: los recortes afectan a los puestos de trabajo

El presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE), José María Gallart, ha lamentado este martes el acuerdo sobre pesca en las aguas de la Unión Europea (UE) para 2023, sobre todo el pacto para el Mediterráneo, porque “todo lo que suponga recortes es menos capacidad para sustentar los puestos de trabajo y la capacidad extractiva de nuestras embarcaciones”.

En declaraciones a EFE, Gallart ha mostrado la “decepción” del sector y ha añadido que «lo esperábamos, puesto que sabemos cómo actúa el comisario (de Pesca, Océanos y Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius). Este hombre no atiende a ningún tipo de razón. Sólo tiene un objetivo, que es que la flota de arrastre del Mediterráneo español desaparezca”.