Una campaña promocional impulsa la presencia de la «Naranja Valenciana» en los mercados

València, (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha destacado la importancia de la unidad del sector citrícola para facilitar un “nuevo renacimiento” de los cítricos valencianos, considerados como los “mejores del mundo”, y ha subrayado que el Consell ha impulsado, junto al sector, la creación de la marca ‘Naranja Valenciana’ y el desarrollo de una campaña promocional para reforzar la presencia de los productos citrícolas de la Comunitat Valenciana en los mercados.

Marca «Valenciana»

Ximo Puig ha presentado, en un acto celebrado en el Palau de les Comunicacions, la marca ‘Valenciana’ asociada a las naranjas y clementina, registrada por el Consell Regulador IGP Cítrics Protegits, que identifica el sello de calidad de los cítricos cultivados en la Comunitat Valenciana.

Acompañado de la consellera de Agricultura, Isaura Navarro, el president ha señalado que esta marca, una iniciativa de la Generalitat, busca que el resto de España y de Europa relacionen los cítricos con el Mediterráneo y con el territorio valenciano, ya que estos productos “extraordinarios” y de “enorme calidad” forman parte de la identidad de la Comunitat y representan “los mejores atributos de la sociedad valenciana, que son el esfuerzo, el trabajo, la calidad y la voluntad de fraternidad”.

Identificar puntos de venta

Ha resaltado que la etiqueta ‘valenciana’ asociada a las naranjas y clementinas permitirá identificar fácilmente en los puntos de venta los productos cultivados en la Comunitat Valenciana.

El presidente ha avanzado además que esta marca, diseñada por el estudio Lavernia & Cienfuegos, irá acompañada de una campaña de publicidad, ideada por AGR Food Marketing, que empieza este año y que tiene vocación de continuidad con mayor presupuesto cada año.

«Tria sentiment»

La campaña, que lleva por lema ‘Tria sentiment’, está promovida en colaboración con el Consejo Regulador IGP, y se desarrollará primero en la Comunitat para después extenderse al resto de España y el año que viene, a países de la UE. Las dos primeras fases tienen un presupuesto, cada una de ellas, de 500.000 euros.

En concreto, esta iniciativa promocional persigue dos objetivos: aumentar el consumo de naranja y reforzar la identificación de la naranja con la Comunitat Valenciana. De hecho, el territorio valenciano cultiva el 2 % de los cítricos en el mundo y concentra el 14 % de la exportación global.

Facilitar la identificación

Se trata de facilitar la identificación del producto valenciano y de ofrecer al mercado este sello de calidad, ha explicado Puig, que ha insistido en la unidad con la que está actuando el sector citrícola en distintos ámbitos, también en el diseño de esta marca, para conseguir que el campo valenciano aumente su rentabilidad.

La directora general de Promoción Institucional, Fernanda Escribano, ha destacado, por su parte, que los distintivos identificativos de la naranja y clementina valencianas se podrán ya ver en unas semanas en los puntos de venta, y supondrán hacer “realidad” un “gran proyecto” a partir de una “pequeña etiqueta” para llevar a los mercados la garantía de calidad de un producto que “forma parte del ADN” de los valencianos y las valencianas.