Una nueva incidencia en la línea del Alvia vuelve a indignar a Extremadura

Mérida, 2 nov (EFE).- El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha destituido a los responsables de Servicio Público (Media Distancia) y Servicios Comerciales (Alvia e Intercity) de la línea Madrid-Extremadura tras la nueva incidencia ocurrida en la tarde de ayer, que provocó retrasos y que viajeros tuvieran que ir sentados en el suelo de los vagones.

Este hecho, que se produjo porque el maquinista titular del Alvia que debía hacer el recorrido Madrid-Badajoz a las 16,38 horas no se presentó y su sustituto carecía de habilitación para conducir el tren, ha generado de nuevo indignación en la sociedad extremeña y ha sido calificado de vergonzoso por todos los partidos con representación en la Cámara regional.

En una nota, Renfe ha explicado esta tarde que una vez llevada a cabo la investigación interna, ésta atestigua que el retraso del Alvia Madrid–Badajoz de ayer tarde se produjo «por la concatenación de errores en la asignación de gráficos de personal de conducción».

El informe confirma, por una parte, la no asignación de maquinista de reserva y, por otra, la falta de habilitación necesaria para la conducción del tren de la serie 730 (con el que se presta el servicio Alvia) de otro maquinista que sí estaba disponible.

Esta acumulación de errores, en un momento de máximo compromiso de Renfe con Extremadura, en el que se ha preparado a toda la organización para dar máxima prioridad al servicio que se presta a los ciudadanos en esta comunidad, explica los ceses, detalla en su nota.

Recuerda que tras la acumulación de esos errores se dispuso finalmente un tren de la serie 599 de Media Distancia, con 29 plazas disponibles menos de las que se habían vendido para el servicio Alvia.

A esos 29 viajeros, Renfe les ofreció transporte alternativo por carretera, que algunos aceptaron pero otros prefirieron ir en el tren, aún a sabiendas de que la única forma de viajar era sin asiento asignado.

Renfe añade que el tren llegó a destino, finalmente, con 53 minutos de demora, se ha devuelto el importe íntegro del billete y ha ofrecido sus disculpas a los viajeros y a las instituciones extremeñas.