UPA alerta de que el coste eléctrico de regadíos y granjas se ha triplicado

Valladolid, 17 ago (EFE).- La Unión de Pequeños Agricultores de Castilla y León (UPA) ha alertado este miércoles de que los profesionales agrarios están padeciendo un "brutal incremento de la factura eléctrica respecto al año pasado", con casos en los que se llega a triplicar lo que pagaban, especialmente en el caso de los regadíos electrificados y determinadas granjas ganaderas.

En concreto, apuntan en un comunicado que el pasado año la tasa del gas que se incluye actualmente en los contratos de luz tenía un coste de 0,05 euros por kilovatio/hora, mientras que en este agosto llegará a 0,16 euros.

UPA ha reclamado "soluciones urgentes para agricultores y ganaderos, que no pueden repercutir la subida de la luz en el precio de venta del producto agrícola o ganadero, y que comprueban en sus facturas lo inasumible de una situación motivada por el cargo al tope de gas dentro de lo que han dado a denominar el ` pool´ eléctrico".

"Es imposible encontrar rentabilidad cuando los precios de la electricidad están absolutamente disparados", ha resumido UPA, cuyos representantes ponen como ejemplo que una explotación de remolacha de 22 hectáreas, en la situación actual, si sigue regando hasta final de cultivo perdería 30.000 euros.

Según esta organización, en la ganadería "la situación no es mejor", ya que los motores de las ordeñadoras y de los sistemas de refrigeración de la leche, así como los sistemas de ventilación de las granjas de pollo y pavos "están inflando las facturas de forma tan desmesurada que la situación económica es especialmente dramática en muchos casos".

Una explotación media de 30.000 pollos ha incrementado sus gastos energéticos (luz y gas) en 20.000 euros en el último año, según UPA, que ha reclamado a la Junta de Castilla y León que se ponga al frente de las demandas del sector y actúe en consecuencia para tratar de abaratar estos costes.

En concreto, UPA está a la espera de una respuesta del consejero de Agricultura, Gerardo Dueñas, sobre la promesa de crear un fondo para paliar la situación agónica que atraviesa el campo por el incremento de los costes de producción, que se enmarcaba en el contexto del plan anticrisis que anunció el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en su discurso de investidura ya hace varios meses.

En este sentido, la organización agraria ha recordado que el Gobierno de Castilla y León "recibe un alto porcentaje de lo recaudado por impuestos, tanto de la electricidad como de los combustibles, y por eso debe dar un paso al frente, implementar ayudas propias, y proteger con ello a las explotaciones familiares agrarias como sector estratégico y prioritario para la economía de la Comunidad".EFE

orv