UPA y Faeca apuntan a pérdidas millonarias por falta de lluvias en el olivar

Granada, 25 ago (EFE).- La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y Cooperativas Agroalimentarias de Granada (Faeca) han cifrado este jueves entre 125 y 250 millones de euros, respectivamente, las pérdidas por la merma de producción en la campaña de aceite de oliva debido a la falta de lluvias.

Según Faeca, la preocupante falta de agua se va a notar en la producción de determinados cultivos, con el olivar como uno de los más perjudicados.

El director de Cooperativas Agroalimentarias de Granada, Gustavo Ródenas, ha indicado en un comunicado que esta campaña van a cuantificar hasta 80 millones de kilos de aceite menos, con unos 250 millones de euros de pérdidas respecto a otros años.

En algunas zonas, se prevé que habrá menos de la mitad de cosecha que otros, y se está notando la falta de agua en zonas como Salar, Loja, Alhama, Montefrío e Íllora.

Ante esta situación, ha señalado, el papel de las cooperativas se presenta como fundamental para poder canalizar el trabajo en un sector, el agrícola y ganadero, tan estratégico.

Por su parte, la UPA Granada calcula pérdidas superiores a los 125 millones de euros por la sequía en el olivar.

Su secretario general, Nicolás Chica, ha confirmado que, con el fruto que hay en los árboles, habrá una merma del 30 % en la producción de aceite de oliva, lo que supondrá un «duro mazazo» para el medio rural debido a la pérdida en el valor económico y al impacto sobre el empleo.

«Se perderán 115.000 jornales y muchos olivos de secano, de no llover en septiembre y octubre, podrían sufrir daños estructurales», ha advertido.

Chica ha basado sus temores de mala campaña a tenor de los datos de campo que manejan los técnicos, para determinar que no se alcanzarán ni siquiera las 90.000 toneladas de aceite producido, menos cantidad que la obtenida en la campaña 2021-2022.