Von der Leyen encarga un «análisis en profundidad» sobre los lobos en la UE

Bruselas, 29 nov (EFE).- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha encargado un «análisis en profundidad» sobre el aumento de las poblaciones de lobos en algunas regiones de la Unión Europea que permita un examen «exhaustivo» sobre si es necesario revisar la protección estricta de esta especie.

«La Comisión reconoce que el regreso de los lobos a regiones de la UE en las que han estado ausentes durante mucho tiempo y el aumento de sus poblaciones en nuevos territorios conllevan retos y ciertos conflictos, como ataques al ganado y riesgos para la población local», escribe Von der Leyen en una carta con fecha del 25 de noviembre divulgada por el Partido Popular en el Parlamento Europeo.

Von der Layen responde así a una misiva anterior enviada por los eurodiputados Francisco Millán Mon y Juan Ignacio Zoido en la que llamaban la atención de la Comisión «sobre el hecho de que las comunidades agrícolas de la Unión, y en particular en los Alpes, han experimentado un aumento de los ataques de los lobos al ganado, causando daños considerables».

Además, señalaban que «los conflictos entre las comunidades humanas de las montañas y los lobos se han intensificado rápidamente, lo que ha provocado riesgos de desertificación de las regiones afectadas y el abandono de la cría de ganado».

Por estas razones, consideraban que «este problema debe ser abordado urgentemente» y pedían a la Comisión que iniciase una revisión de la Directiva Hábitats, para que los lobos dejen de estar estrictamente protegidos, señala Von der Leyen, que promete examinar «sus preocupaciones con la máxima atención».

La política alemana recuerda que, según la Directiva de Hábitats, la mayoría de las poblaciones de lobos de la Unión gozan de una protección estricta, con posibilidades de excepción.

Y este régimen aplica los requisitos de la legislación internacional del Convenio de Berna sobre la Conservación de la Vida Silvestre y los Hábitats Naturales de Europa, del que la Unión y los Estados miembros son parte, y que actualmente establece la protección estricta de los lobos, recuerda.

Ahora bien, dice que el aumento de las poblaciones de estos animales del que se quejan algunas regiones «plantea la cuestión de si se debe revisar el estatus de protección de los lobos».

Pero matiza que «los cambios en el régimen de protección requieren un examen exhaustivo de todos los datos científicos y técnicos disponibles, así como de todas las demás circunstancias pertinentes que se den».

La jefa del Ejecutivo comunitario dice haber «tomado buena nota» de la resolución del Parlamento Europeo de 24 de noviembre, que pedía cambiar el estatus de estricta protección de algunas poblaciones de grandes carnívoros, como el lobo o el oso, para salvar el ganado.

En consecuencia, Von der Leyen anuncia haber encargado un «análisis en profundidad» e invita a los eurodiputados populares a que compartan también con la Comisión los elementos de los que disponen, sobre la base de los cuales indican que la especie del lobo ya no está en peligro de extinción en Europa, para que puedan ser tenidos en cuenta en el marco de esta evaluación.

Al mismo tiempo, Von der Leyen subraya que, en el marco actual de la Directiva sobre hábitats, los Estados miembros gozan «de considerables posibilidades de establecer excepciones a las prohibiciones del régimen de protección estricta».

Y, en concreto, cita el artículo 16 de la Directiva que permite a los Estados miembros promulgar excepciones para evitar daños graves, en particular a los cultivos, el ganado, los bosques, la pesca y el agua y otros tipos de bienes, en interés de la salud y la seguridad públicas.

También permite excepciones por otras razones imperativas de interés público superior, incluidas las de carácter social o económico, o para permitir, en condiciones estrictas, la captura o mantenimiento de ciertos ejemplares de las especies que gozan de estricta protección en números limitados especificados por las autoridades nacionales competentes, añade la política alemana.

«En otras palabras, las normas existentes sobre excepciones permiten sopesar diferentes intereses frente a los objetivos de conservación de la Directiva. La Directiva así lo autoriza», recalca.

«La Comisión es plenamente consciente de este importante asunto y seguirá de cerca este delicado expediente», concluye.

Tanto Zoido como Millán Mon acogieron con satisfacción que Von der Leyen esté abierta a revisar el estatus de protección del lobo.