Tudanca critica que el dispositivo contra incendios se reduzca ahora al 14 por ciento

La Colilla (Ávila), 15 sep (EFE).- El secretario general del PSOECyL y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, ha criticado este jueves en La Colilla (Ávila) que el dispositivo contra los incendios en Castilla y León quede reducido desde ahora a un 14 por ciento de su capacidad total.

Tudanca, que ha visitado este jueves el polígono industrial de La Colilla, a las afueras de la capital abulense, ha llamado la atención acerca de la «significativa» fecha del 15 de septiembre, ya que es cuando el Gobierno autonómico «desmantela» el operativo de prevención y extinción de incendios.

Desde su punto de vista, el hecho de que el dispositivo se vaya a quedar en el 14 por ciento, es fruto de «la incompetencia, la dejadez y la desidia del señor -Juan Carlos- Suárez-Quiñones, del señor -Alfonso Fernández- Mañueco y del conjunto de la Junta de Castilla y León».

En este sentido, el líder del PSOECyL ha advertido de las «consecuencias dramáticas» que este tipo de decisiones tiene, después de que la Comunidad haya sufrido en el último año y medio «tres de los cinco peores incendios de la historia de España», entre ellos el de la Sierra de la Paramera, en Ávila, que en 2021 arrasó más de 22.000 hectáreas.

A su juicio, esto es «fruto de no haber tenido un dispositivo adecuado y suficiente, que esté operativo todo el año», así como de las «condiciones precarias» de los bomberos forestales, además de contar con el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que «debería haber dimitido», tras señalar que mantener el operativo todo el año era «absurdo y un despilfarro».

«Lo que es absurdo y un despilfarro es tener este gobierno autonómico», ha añadido al respecto Luis Tudanca, quien ha criticado a PP y Vox por votar hace unos días en contra de crear una comisión de investigación sobre el incendio de Ávila para «saber qué pasó y para que no vuelva a pasar».

En este contexto, ha lamentado que este jueves en Lanzahíta, uno de los municipios afectados por el incendio que este verano surgió en Santa Cruz del Valle, al sur de Ávila, arrasando más de 1.500 hectáreas, sus vecinos «no pueden beber agua porque en las consecuencias de estas lluvias hacen que el agua no sea potable», teniendo en cuenta «cómo dejó el monte el incendio».

«Hoy sale en Lanzahíta el agua negra y no será porque no advirtieron de que cuando hubiera lluvia esto iba a pasar», ha criticado Tudanca, antes de concluir: «Tenemos este gobierno ni le ocupa y le preocupa Ávila ni los incendios».EFE

1010617

agg/mr

(foto)