Imagen de archivo de una reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE en su sede de la calle Ferraz en Madrid. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El PSOE se abre a incorporar a candidatos perdedores del 28M en las listas de las generales

Madrid (EFE).- El PSOE está abierto a incorporar en las listas para las elecciones generales a líderes socialistas que han perdido gobiernos tras las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo, como Francina Armengol (Baleares), Concha Andreu (La Rioja), Antonio Muñoz (Sevilla) u Óscar Puente (Valladolid).

Fuentes socialistas han confirmado a EFE que en algunos casos ya ha habido contactos con estos líderes para sondear si están interesados en unirse a las listas del Congreso y el Senado para las elecciones generales, adelantadas al 23 de julio tras los malos resultados del PSOE en las autonómicas y municipales.

En concreto, el PSOE perdió en estos comicios seis de los nueve gobiernos autonómicos que lideraba (Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón, Baleares, Canarias y La Rioja) y 15 de las 22 capitales de provincia donde gobernaba, entre ellas Sevilla y Valladolid.

Por otra parte, fuentes de Ferraz han subrayado que las listas para las elecciones generales “se hacen en las provincias” y no desde la Ejecutiva Federal, por lo que “no hay dedazos”.

Un talento “inmenso”

No obstante, estas mismas fuentes han subrayado que “el talento de los compañeros que no han revalidado” gobiernos tras el 28M es “inmenso” y “tenerlos a nivel nacional sería un lujo”.

Los nombres que más suenan para sumarse a las listas del PSOE para las elecciones generales son los de la todavía presidenta de Baleares, Francina Armengol; la de La Rioja, Concha Andreu; el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz; y el de Valladolid, Óscar Puente.

Además, otra de las incógnitas en la elaboración de las listas para el Congreso y el Senado es la incorporación de los ministros del ala socialista del actual Gobierno de Pedro Sánchez.

La única certeza es que la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, no irá en las listas (tampoco fue en las de 2019) por su voluntad de mantener su carácter de persona independiente al no estar afiliada al PSOE, aunque los estatutos del partido permiten la opción de incorporar a no militantes.

“El compromiso que yo tengo con el proyecto no tiene que ver con ir o no ir en listas. No he ido nunca y creo que el compromiso es evidente. Lo que suceda en el futuro lo decidirá el presidente del Gobierno”, dijo el miércoles en declaraciones a los medios en una reunión del Cercle d’Economia en Barcelona.

Carmen Calvo iría por Córdoba pero no en puestos de salida

Por otra parte, la exvicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, que fue de número dos en la lista del PSOE de Madrid para el Congreso en las elecciones generales de 2019, está buscando acomodo en las listas de Córdoba, según han señalado a EFE fuentes socialistas.

Estas fuentes reconocen que será muy difícil que esté en puestos de salida, ya que lo más probable es que la número uno al Congreso por Córdoba sea la secretaria general del PSOE en esa provincia, Rafaela Crespín, y el número dos será un hombre.

El proceso de elaboración de listas del PSOE para las próximas elecciones generales comienza con la propuesta de candidatos en asambleas locales socialistas, que tienen de plazo hasta el 6 de junio, según el calendario que maneja ahora el partido.

Entre el 7 y el 8 de junio las comisiones ejecutivas provinciales e insulares del PSOE harán propuestas de candidaturas completas y ordenadas, que serán aprobadas en esas fechas por los respectivos comités.

A continuación, las comisiones ejecutivas autonómicas tienen de plazo hasta el 8 de junio para hacer un informe y recomendaciones sobre estas listas.

Los últimos pasos llegan el 9 de junio, con el dictamen definitivo de las candidaturas por parte de la Comisión Federal de Listas, y la ratificación definitiva de las listas el 10 de junio en el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos, que designará además oficialmente a Pedro Sánchez como candidato socialista a la Presidencia del Gobierno.