Confiesan a cambio de rebajas de sus penas 34 acusados de los Ángeles del Infierno

San Fernando de Henares (Madrid) (EFE).- Un total de 34 de los 49 acusados en el juicio a la banda motera los Ángeles del Infierno de múltiples delitos cometidos entre 2009 y 2013 tras instalarse en Mallorca han confesado los hechos a cambio de una rebajas de penas y han aceptado condenas de entre 3 meses y 12 años de prisión.

La Audiencia Nacional ha iniciado este lunes el juicio por esta causa por delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, amenazas, coacciones, prostitución, detención ilegal, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, extorsión, falsedad en documento oficial, encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos, cohecho y violación de secretos.

Frank Hanebuth, considerado el líder de los Hells Angels Motor Club (Ángeles del Infierno) en Hannover, Alemania.
Frank Hanebuth, considerado líder de los Hells Angels Motor Club en Hannover (Alemania), durante el juicio que este lunes ha comenzado en la Audiencia Nacional, en San Fernando de Henares (Madrid). EFE/Zipi Aragon

El miembro con la mayor pena acepta el acuerdo de la Fiscalía

Entre los acusados que han llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía se encuentra Khalil Youssafi, acusado para el que el fiscal pedía la mayor pena, 38 años y seis meses de cárcel, que finalmente ha aceptado una condena de 12 años y tres meses de prisión.

Sin embargo, su hermano Abdelghani no ha llegado a dicho acuerdo y se enfrenta a una petición del Ministerio Público de 33 años y medio de cárcel.

Según la Fiscalía, ambos hermanos eran vicepresidente y tesorero del «capítulo» o grupo de Mallorca de la banda, respectivamente, y están acusados de participar en delitos relativos a la prostitución y al tráfico de drogas.

Tampoco ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía Frank Hanebuth, presidente de los Ángeles del Infierno en Hannover y que como destacado líder europeo de la banda decidió formar el «capítulo» de Mallorca, que se enfrenta a una petición de 13 años de prisión.

Cuatro de los procesados de los Ángeles del Infierno se encuentran en busca y captura

Cuatro de los procesados en este juicio, que llega diez años después de la operación que desarticuló al último grupo de los Ángeles del Infierno que se instaló en Mallorca, se encuentran en busca y captura, según ha informado al comienzo de la vista la presidenta del tribunal, Teresa Palacios.

Fruto de los acuerdos de conformidad 34 acusados han asumido penas de tres meses a los 12 años y tres meses de prisión que ha asumido Khalil Youssafi, que en todos los casos pueden ser sustituidas por diferentes multas, cuando antes oscilaban entre uno y 38 años de cárcel, mientras que los acusados que no se han conformado han pedido su absolución.

La Sala ha permitido ausentarse del juicio a los acusados que han aceptado dichas penas por tal acuerdo de conformidad al confesar los hechos.

Negocios tapadera en España para blanquear dinero

Según el Ministerio Público la banda formó un entramado de negocios, entre ellos inversiones inmobiliarias en España que podía servirle de tapadera para blanquear el dinero de sus actividades delictivas como extorsión, trafico de drogas y explotación sexual.

Los Ángeles del Infierno, que nacieron en 1948 en Estados Unidos y que actualmente cuenta con unos 5.000 miembros, se organiza en «capítulos» o grupos y el de Mallorca estaba integrado por personas de toda Europa, principalmente alemanes.

La situación geográfica de las islas Baleares, la existencia de negocios de alterne, «la posibilidad de blanqueo de capitales y el tráfico de drogas, y la presencia de población residente extranjera, que facilitaba las prácticas de extorsión» fueron los motivos por los que, según Anticorrupción, se asentaron en Mallorca.