Así será la nueva Ley del Aborto española 

El gobierno español aprobó el 30 de agosto de 2022 el proyecto de reforma de la Ley del Aborto, que envió a las Cortes. El objetivo de la nueva ley del aborto española es blindar la interrupción del aborto en la sanidad pública y regular otros derechos sexuales y reproductivos de la mujer.  

Cuando la ley entre en vigor las jóvenes de 16 y 17 años ya no necesitarán el consentimiento para interrumpir su embarazo de forma voluntaria. 

 
Los centros públicos serán la red de referencia 
 

La sanidad pública será la red de referencia para abortar. Los centros donde puedan abortar las mujeres estarán lo más cerca posible a su domicilio en función del método que elijan (quirúrgico o farmacológico). 
La nueva ley del aborto española eliminará los tres días de reflexión y las mujeres se podrán tomar el tiempo que necesiten para decidir el aborto. 

Habrá un registro de objetores de conciencia y quien se declare objetor no podrá practicar abortos tampoco en la sanidad privada. 
 
 

Llega la incapacidad temporal por reglas dolorosas. 

 
La ley establece el derecho a la incapacidad laboral temporal por reglas dolorosas, cuyo coste será asumido desde el primer día por la Seguridad Social. No se exigirá un mínimo cotizado y durará el tiempo que necesite la mujer, en cuyo historial clínico deberá constar que padece este problema. 
 
Para acabar con la pobreza menstrual, se repartirán gratuitamente productos de higiene femenina en institutos, prisiones, centros de la mujer, centros cívicos, centros sociales, organismos públicos, etc… 

 
Se amplía el acceso gratuito a la píldora del día después.  

El proyecto ampliará el acceso gratuito de la píldora del día después a los centros de nueva creación de salud sexual y reproductiva. Las píldoras anticonceptivas de última generación volverán a estar cubiertas por la Seguridad Social.  

La educación sexual estará presente de forma obligatoria en todas las etapas desde la primera infancia. El objetivo es que los menores conozcan mejor sus cuerpos, las relaciones se basen en el consentimiento y se prevengan enfermedades de transmisión sexual. 
Por último, la nueva ley del aborto española considerará la gestación subrogada una forma de violencia contra las mujeres. Se perseguirá a las agencias que promueven esta práctica, que es ilegal en España, y se prohibirá su publicidad, aunque la norma no castigará a quienes acudan a estas empresas.