Abandonan a un bebé dentro de una bolsa de deportes en Barcelona

Barcelona (EFE).- Los Mossos d’Esquadra investigan el abandono de un bebé, y posibe tentativa de homicidio, que una vecina ha encontrado a primera hora de esta mañana abandonado dentro de una bolsa de tela en la calle Begur del distrito de Sants-Montjuïc de Barcelona.

Según han informado los Mossos d’Esquadra, los agentes llegaron a alrededor de las 6.40 horas a la calle Begur, donde se encontraba la mujer con el bebé en brazos, y en esta primera asistencia comprobaron que «la temperatura corporal era correcta, se movía y no lloraba».

En ese momento la temperatura en esa zona de la ciudad era de unos 4°C y estaba lloviendo, por lo que, según ha explicado la policía catalana, podría considerarse una «tentativa de homicidio».

El bebé se encontraba dentro de una bolsa de tela, vestido y envuelto en una manta, y su temperatura corporal era correcta, lo que, según han explicado los agentes, «apunta a que hacía poco tiempo que había sido abandonado».

Una vez hechas las primeras comprobaciones, los agentes lo metieron en el vehículo y lo taparon mientras esperaban que llegase el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), que después se ha encargado de trasladar al bebé al Hospital San Joan de Deu.

La investigación ha quedado en manos de la Unidad de Investigación de Sants-Montjuïc con el objetivo de encontrar al autor de un presunto delito de abandono de menor, e incluso tentativa de homicidio, dada la baja temperatura que hacía hoy en la capital catalana.

La mujer que recogió al bebé abandonado en el frío: «aún estaba calentito»

El bebé abandonado esta mañana en Barcelona estaba abrigado, todavía «calentito» pese al frío que azotaba la ciudad, y «muy tranquilo» cuando lo han encontrado, según Ana Lidia Pérez, la mujer que lo ha recogido y se lo ha entregado a la policía.

En declaraciones a EFE Televisión, Pérez ha contado que se dirigía al trabajo, hacia las 06.45 horas de este martes, cuando un hombre que estaba parado en una esquina le ha llamado la atención y le ha señalado un bulto que estaba en el suelo, al tiempo que le decía que podía ser un bebé.

«La primera impresión es que estaba borracho, porque me pareció un muñequito, pero cuando me asomé bien a mirarlo movió los ojos y la cabecita y me cercioré de que era un bebe», ha añadido la mujer, que, como madre de dos hijos pequeños, confiesa lo «duro» que es encontrarse a «una criatura tan indefensa en ese estado».

Según Ana Lidia Pérez, cuando tras llamar a la policía ha cogido en brazos el bebé, un varón de un mes y medio o dos meses, todavía estaba «calentito», por lo que no cree que llevara en el suelo mucho rato, y «bien abrigado», dentro de una bolsa de tela, con la cabeza cubierta por un gorro, un chupete y arropado por una «sabanita roja».

«Son cosas que no deberían suceder», ha opinado la vecina, tras expresar su deseo de que el bebé, al que se han llevado en ambulancia, «esté bien y encuentre una familia que le quiera y le respete».