Cae un clan familiar que tenía un laboratorio para inyectar gas con marihuana

Granada, 25 ago (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a diez personas en Pinos Puente (Granada), donde ha sido desmantelado un laboratorio que fabricaba hachís mediante el peligroso método del «Butane Hash Oil» (HBO), que consiste en inyectar gas butano por un tubo de acero inoxidable relleno con la picadura de marihuana.

Según ha informado este jueves el instituto armado, esta práctica, que pretende que a su paso el gas arrastre los cannabinoides, ya ha provocado graves accidentes como el que ocurrió en Armilla (Granada) en marzo de 2021, cuando una explosión provocó que dos jóvenes sufrieran quemaduras y heridas de consideración cuando estaban manipulando marihuana con gas butano.

En la denominada operación «Oleum» se han detenido a diez personas por delitos contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de sustancias estupefacientes, pertenencia a organización criminal y defraudación de electricidad.

En esta operación, que continúa abierta y no se descartan más detenciones, la Guardia Civil ha decomisado 4.030 plantas de cannabis en avanzado estado de floración, 710 bellotas de hachís ocultas en el congelador de una cocina, 225 dosis de hachís, otras 200 bolsas de marihuana, 5,5 kilos de picadura de marihuana y 75 botellas de butano.

El laboratorio estaba en manos de un mismo clan familiar y contaba con toda la infraestructura necesaria para cubrir todo el proceso de fabricación y distribución de hachís y marihuana.

En nueve registros domiciliarios llevados a cabo se ha hallado diversa maquinaria como una prensa hidráulica de calor, un horno especializado para la fundición del hachís, y hornillos específicos para la elaboración de la droga, y los agentes también encontraron una máquina para contar dinero.