El Chicle, autor del asesinato de Diana Quer, condenado a 14 de cárcel por violar a una de sus cuñadas

Santiago de Compostela (EFE).- José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle y autor del asesinato de Diana Quer, ha sido condenado a 14 años de cárcel por la Audiencia Provincial de A Coruña, que lo considera autor de un delito de agresión sexual por violar en enero de 2005 a una de sus cuñadas, Vanessa, hermana gemela de su mujer y madre de su hija, cuando ella tenía 17 años.

El tribunal, según la resolución facilitada este lunes por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, también le ha impuesto la prohibición de comunicarse con la víctima y de acercarse a ella durante veintidós años, así como el pago de una indemnización de 30.000 euros.

14 años de cárcel para el Chicle por violación con arma blanca a una menor

Los magistrados consideran probado que el acusado, el 17 de enero de 2005, tras telefonear a primera hora de la mañana en dos ocasiones a la víctima para decirle que quería devolverle un dinero a su padre, se presentó delante de su casa y la convenció, “aprovechándose de su relación de parentesco”, para que se subiese a su coche, “aduciendo que irían a recoger ese dinero”.

Tras entrar la menor en el vehículo, el acusado, según la sentencia, “condujo a gran velocidad” hasta el parque San Mamede, en el Ayuntamiento de Lousame, donde se sitúa la capilla de San Lourenzo, “en un entorno forestal”. Los jueces subrayan que ese lugar es una zona «muy poco frecuentada a esa hora en un día como el de los hechos».

Una vez allí, según el fallo, después de intercambiar unas palabras y hacerse con el teléfono de su cuñada y guardarlo, el condenado “sacó un cuchillo grande y se lo exhibió a la víctima, al tiempo que se lo pasaba a modo de advertencia de su posible uso por cerca del cuerpo”.

Los magistrados relatan que con el arma blanca “siempre en la mano”, le dijo que le realizara una felación, a lo que la menor se negó.

Entonces, y siempre según el relato de hechos probados de la sentencia, la requirió para que se desnudara, le dio un camisón para que se lo pusiera, se colocó sobre ella en el asiento de copiloto y, “manteniendo el cuchillo en la mano y cerca del cuerpo de la menor como amenaza”, la violó.

Después, le dijo que si relataba a alguien lo sucedido “la mataría a ella, a su hermana y a la hija de la hermana, que también era hija de él, además de matarse él mismo”.

El Chicle acusó a la víctima, testigos y agentes de mentir

Los elementos de prueba fundamentales para la Audiencia son el testimonio de la amiga a la que Vanessa le contó lo sucedido ese mismo día y la declaración de los agentes que realizaron en el 2005, acompañados por la denunciante y por su madre, la inspección ocular del lugar donde sucedieron los hechos.

Los magistrados consideran acreditado que la afectada “no alberga una voluntad vengativa” y aseguran que su relato es coherente, pues “no tiene ninguna quiebra lógica o con las reglas de la experiencia que impida su valoración”.

La vista por este caso se celebró el pasado mes de noviembre en un juicio de tres días en el que el culpable del asesinato de Diana Quer negó los hechos mientras que la víctima mantuvo su versión.

El Chicle alegó en sala que se le ha juzgado por el caso Diana Quer que la víctima, testigos y agentes de la Guardia Civil habían mentido, mientras que la denunciante, su excuñada Vanessa, mantuvo el relato de la denuncia de 2005, cuando dijo que Abuín Gey la violó «cuchillo en mano».