Menores de 16 y 17 años podrán vovler a abortar en España sin permiso paterno

Madrid (EFE).-El Pleno del Congreso ha dado luz verde este jueves a la reforma de la ley del aborto, que garantiza esta prestación en hospitales públicos, y elimina la obligatoriedad del consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años, con lo que el texto continuará su tramitación parlamentaria en el Senado.

Con la aprobación del proyecto de ley impulsado por el Ministerio de Igualdad, que ha contado con 190 a favor, 154 en contra, entre ellos PP, Vox y Ciudadanos, y 5 abstenciones, se da, en palabras de la ministra Irene Montero, «un paso muy importante» para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en España.

La ministra ha destacado que la reforma garantiza que las mujeres puedan abortar en el hospital público más cercano a su domicilio, recupera el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo para las chicas de 16 y 17 años sin necesidad de tener el permiso paterno, facilita el acceso a los anticonceptivos de última generación y procura educación afectivo sexual en las escuelas.

Elimina el periodo de tres días de reflexión obligatorios antes de someterse a un aborto, así como la práctica habitual de entregar un sobre con la información sobre los recursos a los que puede acudir la mujer que va a abortar y que incluye prestaciones y ayudas a la maternidad.

Regula la objeción de conciencia y contempla bajas temporales de preparto en la semana 39 y bajas por menstruación incapacitante, además, blinda los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, e impide a los médicos objetores participar en los comités clínicos que deciden sobre los abortos a partir de las 22 semanas.

El Congreso aprueba la reforma de la ley del aborto
La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene durante el pleno que este jueves se celebra el Congreso. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Medidas para garantizar que no se discrimine a los sanitarios, sean o no objetores

Estos comités no tendrán la última palabra en la interrupción del embarazo a partir de la semana 22, sino que la paciente podrá «recurrir en vía jurisdiccional» su decisión en caso de no estar de acuerdo, según una enmienda incorporada de Unidas Podemos.

Además, con los cambios introducidos, la ley contempla que se adopten las medidas necesarias para garantizar que no se discrimine ni a los sanitarios no objetores, «evitando que se vean relegados en exclusiva» a la práctica de abortos, ni a los que lo son.

Otra de las modificaciones señala que en caso de discrepancia entre una menor de 16 años y quien deba autorizar que ésta se someta a un aborto, el conflicto se resolverá por la autoridad judicial con «carácter urgente», precepto que ya estaba establecido en la ley de autonomía del paciente, pero que en la del aborto se precisa que se trata por esa vía de urgencia.

Las instituciones públicas no apoyarán a las asociaciones provida y la norma también reafirma la prohibición de los anuncios de prostitución.

Incluye, asimismo, nuevas definiciones como la esterilización forzosa, la anticoncepción forzosa y aborto forzoso como formas de violencias contra las mujeres en el ámbito reproductivo.

Montero agradece a la mayoría feminista su apoyo a la reforma del aborto

Durante el debate, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha agradecido este jueves a la mayoría feminista del Congreso el apoyo que van a dar a la reforma de la ley del aborto, con la que «se da un paso muy importante» para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en España.

No ha sido el único agradecimiento que ha expresado la ministra desde el atril del hemiciclo de la Cámara Baja durante su intervención para defender esta reforma, que el Pleno aprobará hoy, y ha tenido palabras de recuerdo para las once de Basauri, acusadas en 1976 de someterse a prácticas abortivas, el movimiento feminista y la primera ministra de Igualdad de la democracia, Bibiana Aído, entre otras.

«Las leyes feministas siempre tienen muchas madres», ha enfatizado Montero, quien ha ensalzado el feminismo como «el principal impulso democratizador» de la sociedad en «este momento difícil para la democracia» y «en un contexto de ofensiva reaccionaria».

El Congreso rechaza reprobar a Irene Montero y suprimir Ministerio de Igualdad

El Pleno del Congreso ha rechazado este jueves la proposición no de ley de Vox por la que se pedía la reprobación de la ministra de Igualdad, Irene Montero, su cese y la supresión del departamento que dirige.

Aunque la iniciativa de Vox se debatió el martes, en una sesión en la que el PP expresó su apoyo, además de algún grupo minoritario, la votación se ha producido hoy y por separado sus tres puntos.

El primer punto ha sido rechazado con 196 votos en contra, los mismos que se han opuesto al segundo punto de la proposición, el que instaba al presidente del Gobierno a que destituyera «de forma inmediata» a Montero.

Más rechazo aún ha tenido el punto tercero de la iniciativa, que no ha salido adelante porque 203 diputados se han opuesto a la supresión del Ministerio de Igualdad, un departamento que Vox cree dañino, innecesario en sus funciones, injusto, ideológico y oneroso en su estructura»