Cumbres Mayores, resignada a vivir 22 horas seguidas sin agua corriente

Cumbres Mayores (Huelva), 13 ago (EFE).- Los casi 1.800 vecinos de la localidad onubense de Cumbres Mayores se enfrentan este fin de semana a 22 horas seguidas sin agua en sus grifos, una decisión extrema debido a la escasez de recursos en los acuíferos que abastecen al municipio.

Aunque en este pueblo están acostumbrado a ver cómo los grifos dejan de funcionar hasta trece horas todos los días, desde las 18.00 horas a las 7.00 de la mañana, este sábado se ha tomado la medida extrema de que el suministro no regrese a primera hora de la mañana del domingo, sino que se prolongue hasta las 16.00 horas.

Sin embargo, en este municipio situado en pleno corazón de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, los vecinos parecen haberse tomado el problema con resignación, y señalan que “llenando una o dos tinas de agua, por lo menos nos podemos bañar y tener lo suficiente para pasar el día”.

Mientras en el Ayuntamiento se ha declinado hacer declaraciones, en los bares del pueblo tampoco se está por la labor de difundir fuera de sus calles el problema, que está suponiendo un verdadero quebradero de cabeza para la hostelería local, ya que a las seis de la tarde tienen que cortar la máquina de café, entre otras cosas, y aguantar con los vasos que haya limpios hasta que se terminan, para fregarlos todos nada más volver el líquido elemento al amanecer.

A la hora de justificar el corte del suministro del agua durante 22 horas, el Ayuntamiento indica en sus redes sociales que se trata de “evitar el consumo en la celebración del Día de los Jarros”, previsto para que los vecinos se mojasen entre ellos en un día de fiesta que forma parte de su calendario veraniego, y en su lugar se ha organizado una fiesta “light” en la que se ha pedido la colaboración vecinal para que, sobre todo los niños, lo pasen lo mejor posible.

Y eso, en medio de una ola de calor que, curiosamente, está acompañada en el municipio este sábado de una lluvia que a ratos es intensa, y que ha paliado un poco la sensación de sequía extrema que hace que diez municipios de la misma comarca se encuentren con restricciones en el consumo de agua varias horas al día.

Así, los casi 2.000 vecinos de Santa Olalla del Cala no cuentan con agua corriente desde las diez de la noche a las siete de la mañana, entre las 16:00 y las 18:00 horas; y los de Cala (1.100), Puerto Moral (300) o Cortelazor la Real (300), entre otros.

En Cumbres, además, no cuentan con servicios como una piscina municipal, presupuestada en 2017 y aún no terminada, de modo que el calor lo sobrellevan los vecinos como pueden a la espera de que los acuíferos aumenten su caudal todo lo posible.

La empresa pública de gestión del agua, GIAHSA, justifica los cortes en el “acusado descenso de las reservas, y añade que no se han podido evitar “pese a los trabajos para recuperar el nivel”, de modo que «no queda más remedio” que mantener a la población sin agua desde las 18.00 horas a las 7.00 de la mañana.

Y eso que hace unos días existía la previsión de que este sábado se recuperase el servicio con normalidad, pero el consumo durante la semana y el descenso de los acuíferos no aconsejan que las viviendas y empresas tengan servicio las 24 horas al día.

La empresa espera, de todas formas, que en unos días se vuelva a una “relativa normalidad”, de modo que se reduzcan las restricciones entre las 22:00 y las 07:00 horas, nueve horas en total, y todo porque “se consume más de lo que se puede extraer de los pozos, por eso hay que hacer restricciones, para no agotar los recursos”.