Destituido el comisario jefe de los Mossos d’Esquadra

Barcelona (EFE).- El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha destituido a Josep Maria Estela como comisario jefe de los Mossos d’Esquadra, de forma que su hasta ahora número 2, el comisario Eduard Sallent, asumirá el encargo de sus funciones, han informado fuentes del departamento.

La destitución de Estela al frente del los Mossos, cargo que ocupaba desde el 20 de diciembre de 2021, se produce después del choque del pasado viernes, adelantado por EFE, entre el jefe de la policía catalana y el conseller Elena por el proceso de designación de los seis nuevos comisarios, de los que cuatro son mujeres.

Estela se incorporará ahora como jefe de la Región Policial de Lleida, mientras que la Prefectura y el resto de mandos del cuerpo seguirán trabajando de forma colegiada y el comisario Eduard Sallent, hasta ahora número 2 de los Mossos, asumirá el encargo de comisario jefe en funciones.

El conseller comunicó al comisario su cese en una reunión este lunes

Elena y Estela se han reunido este lunes en la Conselleria de Interior, tras su choque del pasado viernes, en un encuentro en el que el conseller le ha comunicado su destitución.

Estela ya llegaba a esta reunión con su futuro en el aire tras haber perdido el pulso que planteó antes del verano con Sallent, por la crisis de confianza entre ambos, y por el encontronazo con Elena del pasado viernes, al discrepar de la propuesta de Interior de que de los seis nuevos comisarios cuatro fuesen mujeres.

De hecho, el proceso de selección de las cuatro comisarias y de los dos nuevos comisarios contrarió a Estela, que al salir de la reunión contó a su círculo de confianza que se plantearía pedir su traslado a la Comisaría de Lleida cuando en diciembre se remodelara la estructura de mando, según desvelaron el pasado sábado a EFE fuentes conocedoras de esta crisis interna.

Finalmente, en la reunión de este lunes el conseller Elena, tras destituir a Estela, ha aceptado nombrarle al frente de la región policial de Lleida, como era su deseo en caso de no seguir como comisario jefe, en un gesto con el que el departamento pretende demostrar que no se le ha castigado.

Estela se despide como jefe de los Mossos apelando a la neutralidad política

Josep Maria Estela ha pedido a los agentes, una vez destituido, que no se «distraigan» con el «ruido mediático» ni la «mezquindad» y les ha apelado a mantener sus valores de servicio público «con la máxima y radical neutralidad política».

En un mensaje interno de despedida, al que ha tenido acceso EFE, Estela muestra su orgullo por haber liderado el cuerpo autonómico y remarca que los Mossos son una de las instituciones «más importantes» y la «mejor valorada» de Cataluña, de lo que ha podido ser testigo desde que en diciembre pasado fue nombrado comisario jefe.

Estela agradece el compromiso, la profesionalidad y la capacidad de sacrificio de los agentes y les anima a que sigan trabajando para «no decepcionar» a los ciudadanos de Cataluña, sin dejar que el «ruido mediático» y la «mezquinad» les distraigan de «su día a día».

«Cada uno de nosotros, desde su ámbito de trabajo, tenemos que continuar prestando nuestro servicio y sobresalir en la atención a las personas, especialmente a las víctimas y a los colectivos vulnerables. Y no sólo tenemos que mantener intactos nuestros valores de servicio público, sino que lo tenemos que hacer con la máxima y radical neutralidad política», apunta.

En su carta interna de despedida, Estela asegura que acaba «como empezó» su mandato al frente de los Mossos, reivindicando los valores de la policía catalana, su arraigo en el territorio y mostrando su orgullo por formar parte de este cuerpo: «Quizás es porque sé ver en el cuerpo que dirijo el compromiso, la lealtad, el esfuerzo y la vinculación con el territorio».

El sindicato SICME y la Asociación de Mandos de los Mossos lamentan el cese

Con el futuro de Estela en el aire, y con la posibilidad de que Interior le destituyera si no dimitía, el SICME, sindicato que representa al 90 % de los mandos de los Mossos, salió la noche de este domingo en defensa del comisario jefe y advirtió de que no entenderían que cesase.

«No entenderíamos su cese. Necesitamos estabilidad y continuidad, así como respeto a la Jefatura del Cuerpo. No toleramos que se ponga en duda su profesionalidad», remarcó este domingo el SICME en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la Asociación Profesional de Mandos de los Mossos (COPCAT) ha mostrado su «tristeza» por la destitución de Estela «en tan poco tiempo». «Ya llevamos demasiados años de inestabilidad en la Prefectura y ha llegado la hora de que entre todos pongamos cordura, para conseguir la estabilidad que nos merecemos», ha apuntado el COPCAT en Twitter.

De hecho, el relevo de Estela culmina un rosario de sustituciones al frente de la policía catalana desde que el Gobierno, en aplicación del artículo 155, destituyó al mayor Trapero en octubre de 2017, ya que la jefatura ha ido cambiando de manos sin que ningún comisario jefe haya estado ni dos años en el cargo: Ferran López, Miquel Esquius, Eduard Sallent, otra vez Trapero (restituido tras su absolución), Estela y ahora de nuevo Sallent.

Sallent vuelve a ejercer desde este lunes como jefe de la policía catalana, ahora en funciones, y con la incertidumbre de si, como apuntan varias fuentes, su mandato será provisional hasta que, una vez el próximo 2 de diciembre los nuevos seis comisarios finalicen el curso de adecuación a su nueva categoría, se remodele la cúpula policial, lo que podría aprovechar Interior para situar por primera vez a una mujer al frente de los Mossos.

Edición web: Belén Mayo