Día de la Niña: por qué hay muchas universitarias, pero pocas catedráticas

Madrid oct (EFE).- La cifra de mujeres que estudian en la Universidad supera a la de los hombres -56 % en España y 54 % en el mundo-, pero en la cúspide académica se desploman los porcentajes y las catedráticas solo suponen el 23 % en nuestro país y sube hasta el 29 % en las más de mil universidades de 80 países que analiza un informe divulgado este lunes.

Con motivo mañana del Día Internacional de la Niña, instituido por la ONU, el informe de género del «ranking» internacional U-Multirank constata a nivel global un desequilibrio de género a medida que la carrera académica avanza, a pesar de que hay una proporción similar de alumnas no solo en la infancia sino también en la adolescencia y edad adulta.

La Comisión Europea establece el equilibrio de género en tener un mínimo de 40 % de ambos sexos; un objetivo que en el ámbito universitario no se alcanza en los niveles académicos de profesorado y rectorado ni en áreas de Ingeniería, Informática y Física, con una presencia mucho mayor de los hombres.

Día-Niña-pocas-catedráticas
Varios estudiantes antes del inicio de la Evaluación para el Acceso a la Universidad. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Por el contrario, en las titulaciones de Enfermería, Educación y Trabajo Social predominan con amplia mayoría las mujeres.

El Gender Monitor es un informe elaborado por U-Multirank, el «ranking» internacional de universidades promovido por la Comisión Europea, y que analiza más de 1.000 instituciones de 80 países, entre ellos España, con datos de las 76 universidades españolas presentes en la clasificación que elabora la Fundación CYD (Conocimiento y Desarrollo).

A nivel global, hay una proporción similar de alumnas (54 %) y alumnos (46 %) en grados universitarios, pero la presencia de la mujer desciende a medida que avanza en su paso por estudios de doctorado (47 %), profesorado (44,5%) cátedra (29 %), según refleja el Gender Monitor. En el caso de la dirección, solo un 20% de las universidades tiene una mujer como rectora o vicepresidenta.

Mayoría de mujeres matriculadas

En España se da el mismo fenómeno: el 56 % de las estudiantes matriculadas en la universidad son mujeres, pero su presencia mengua a medida que avanza su carrera académica: suponen el 49% de las tesis leídas, el 43% del Profesorado Docente e Investigación (PDI), el 25 % de las catedráticas y el 23 % de las rectoras.

Según datos globales del Gender Monitor, la presencia de la mujer es más baja en las áreas STEM y, como sucede en España, su presencia tiende a decrecer conforme progresa la carrera académica: las mujeres no llegan a representar al 20% del profesorado en las universidades con estudios del ámbito científico y técnico, mientras que en las de perfil más general suponen un 35% aproximadamente.

Día-Niña-pocas-catedráticas
Dos profesoras momentos antes de examinarse para optar a una plaza de funcionario. EFE/Mariscal

En España, en las disciplinas STEM, la mujer representa el 36 % de estudiantes, el 37 % de las tesis leídas, el 30 % del personal docente y de investigación (PDI) y el 23 % de la cátedra.

Tipos de estudios

En España, por ámbitos de conocimiento vinculado a las STEM, Biología (62 %), Química (55 %) y Arquitectura (50 %) son los que tienen mayor presencia de la mujer en las aulas, mientras que Ingeniería Informática (14 %), Ingeniería Mecánica (17 %) e Ingeniería Eléctrica (19 %) son los que menos matriculadas tienen.

Según muestran los datos del Gender Monitor, siguen existiendo estereotipos de género vinculados al tipo de estudios que las mujeres escogen en la educación superior.

Día-Niña-pocas-catedráticas
Una profesora de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica en Toledo. EFE/Ismael Herrero

Enfermería, Educación, Farmacia, Odontología y Medicina, entre otras, siguen siendo titulaciones más vinculadas a la mujer mientras que Ingeniería e Informática son ámbitos de estudio donde predominan los hombres.

La Fundación CYD, constituida en 2002, tiene como principal objetivo analizar y promover la contribución de las universidades al desarrollo económico y social de España, así como ampliar los vínculos entre universidad y empresa y la sociedad en general.

Edición Web: Rosa Corona