Edil de Cs revoca su marcha y devuelve la estabilidad al gobierno de Córdoba

Córdoba, 30 ago (EFE).- El concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba David Dorado, que este lunes anunció su renuncia a su grupo municipal y pasar al no adscrito, ha dado marcha atrás en su decisión y el gobierno local recupera su estabilidad al conservar los 14 concejales (PP-CS), frente a los 13 de la oposición (PSOE-IU-Podemos) y los 2 de VOX.

En un escrito a la Secretaría General del Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, Dorado ha mostrado su deseo de «revocar» su decisión de abandonar el grupo municipal de Cs pero mantenerse como edil no adscrito, lo que dejaba en minoría al gobierno local frente a la oposición.

En un comunicado, Dorado defendía este lunes su renuncia a Cs para continuar «investigando, colaborando con la justicia y hablando» como edil sobre el «presunto mayor caso de corrupción del Ayuntamiento de Córdoba», en alusión al denominado «caso infraestructuras» que investiga la Fiscalía para determinar presunto tráfico de influencias y prevaricación en la Delegación de Infraestructuras entre 2012 y 2020.

Tras exigir «dimisión» del alcalde, José María Bellido (PP), afirmaba que existen «motivos» para romper el pacto de gobierno local entre PP y CS, aunque su exgrupo municipal «no quiere”, por lo que seguirá «siendo concejal y afiliado a Ciudadanos”.

Sin embargo, los mismos compañeros a los que acusaba de ser «sumisos» al PP y que a él le tachaban de ser «desleal», le habrían «pedido insistentemente» que reconsiderara su decisión, algo que Dorado ha hecho menos de 24 horas después, aunque mantiene su renuncia al sueldo como portavoz del grupo municipal.