Ejecutivo y Legislativo acatan la decisión del TC pero muestran su preocupación

Madrid (EFE).- El Gobierno y las Cortes Generales (Congreso y Senado) como representación del poder Ejecutivo y Legislativo han acatado la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de suspender la tramitación parlamentaria de las enmiendas que permitían renovar el poder Judicial, aunque han mostrado su preocupación ante un hecho «insólito».

Después de que el Tribunal Constitucional haya estimado la medida cautelarísima -por seis votos a cinco- solicitada por el PP contra los acuerdos en los órganos del Congreso que permitieron tramitar dos enmiendas en la reforma del Código Penal para permitir la renovación del TC y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha afirmado que por lealtad institucional acata la decisión.

No obstante, en una declaración institucional en la Moncloa, Bolaños ha considerado que es «de una gravedad máxima» ya que se adopta mediante un procedimiento «insólito».

tribunal constitucional
El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en una imagen de archivo. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Y es que con la decisión del TC la tramitación de una ley que fue aprobada en el Congreso y que continuaba esta semana su trámite en el Senado ha quedado frenada.

Reunión del Senado

De momento, la Mesa del Senado se reunirá a primera hora de mañana para analizar el escrito del Tribunal -que debe llegar antes a la Cámara Alta- y decidir si paraliza la tramitación de toda la ley o solo de las enmiendas recurridas y que fueron incluidas en el dictamen de la ley.

La Mesa establecerá si se puede continuar debatiendo el resto del dictamen de la proposición de ley aprobada por el Congreso, al margen de las enmiendas que afectan al CGPJ y al Constitucional.

El Ejecutivo seguirá actuando en el marco de la ley de la Constitución

Para el Gobierno, el TC ha detenido la acción legislativa «algo que nunca había sucedido en 44 años y que afecta a la separación de poderes», aunque Bolaños ha indicado que el Ejecutivo seguirá actuando en el marco de la ley de la Constitución «protegiendo nuestro Estado de derecho».

«Así construimos la democracia y así la preservaremos. La democracia y la Constitución, al igual que la verdad, siempre se abrirán camino a pesar de las dificultades. No tengan duda», ha señalado en rueda de prensa en la Moncloa.

Minutos antes, los presidentes del Congreso y del Senado, Meritxell Batet y Ander Gil, respectivamente, han dejado claro que también las Cortes Generales acatan la decisión del Constitucional pero que seguirán defendiendo la autonomía parlamentaria.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, esta noche en una declaración institucional realizada en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio del Congreso. EFE/Captura vídeo canal Congreso de Diputados

«A la mayor brevedad esperamos ser oídos y presentar en el tribunal nuestros argumentos para defender la autonomía parlamentaria», ha dicho Batet en una declaración solemne realizada en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio del Congreso

Mientras, el presidente del Senado también ha alertado de los peligros que comporta este modo de proceder del TC.

YouTube player

«Lo que está ocurriendo hoy tendrá un alto coste en términos democráticos mañana», ha avisado, mientras que la presidenta del Congreso ha advertido de que «con la decisión de hoy se posibilita que la interrupción del ejercicio de la potestad legislativa esté al alcance de un solo diputado al interponer un recurso de amparo».

«Este cambio del modo de proceder seguido hasta la fecha produce una honda preocupación», ha recalcado, tras recordar además que el Constitucional ha tomado su decisión «en un contexto de bloqueo de nuestras instituciones y de frustración del mandato constitucional de renovación de las mismas».

Críticas al recurso interpuesto por el PP

Y es que tanto el Ejecutivo como los máximos dirigentes de ambas Cámaras parlamentarias han criticado el recurso que había interpuesto el PP para frenar la ley que deroga el delito de sedición, reforma el de malversación e incluye cambios en las mayorías para la elección del poder judicial.

tribunal constitucional
Sede del Tribunal Constitucional, en una imagen de ayer. EFE/Zipi

Bolaños ha dicho que con sus recursos judiciales «el PP quiere controlar el Parlamento. Decidir qué se aprueba y qué no se aprueba», mientras que el líder de los populares, Alberto Núñez Feijóo, señalaba casi al mismo tiempo en su cuenta de Twitter que «hoy nuestra democracia sale fortalecida».

Reacciones en todos los partidos

«En un Estado de derecho, todos los poderes están sometidos a la Ley. Frente al ruido y las presiones, seguiremos defendiendo España y las instituciones sin miedo ni cesiones, desde la moderación y la razón», ha aseverado Feijóo.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha advertido de que «no hay nada ganado» porque Sánchez «es capaz de desoír» al TC, al tiempo que desde Cs, su líder, Inés Arrimadas ha afirmado en redes sociales que «gana la democracia y pierde Sánchez».

«Es una gran noticia», ha señalado Arrimadas, mientras la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, recalcaba que «la derecha política, mediática y judicial consuma un golpe sin precedentes a la democracia».

La mayoría de los socios de investidura de Sánchez, con ERC y PNV a la cabeza, también han lamentado la intervención del TC en el poder Legislativo, y Más País ha registrado una proposición de ley para reformar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional y evitar los retrasos en la renovación de los magistrados.

«Fin de la credibilidad del TC y otros órganos, utilizados para hacer política», reprochaba el portavoz del PNV en el Congreso Aitor Esteban.

tribunal constitucional
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en una imagen de archivo. EFE/Marta Pérez

Aragonès apuesta por una Cataluña soberana

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha denunciado que la «derecha españolista secuestra las instituciones», algo que solo podrá superarse con una «agenda valiente progresista» y «una Cataluña que sea definitivamente una república soberana».

A través de Twitter, el presidente catalán y coordinador nacional de ERC ha reaccionado a esa decisión del TC: «Hicieron servir Cataluña como banco de pruebas y ahora, envalentonados, lo aplican a todo».

«La derecha españolista secuestra las instituciones y solo lo superaremos con una agenda valiente y progresista, y donde Cataluña sea definitivamente una república soberana». ha sentenciado el mandatario catalán.