El alcalde de Íllora pide calma tras el asalto a viviendas de la familia de los agresores

Granada, 16 ago (EFE).- El alcalde de Íllora (Granada), Antonio Salazar, ha hecho este martes un llamamiento a la tranquilidad tras el asalto a cinco viviendas de familiares de los dos sospechosos de la muerte de un joven de 19 años, fallecido tras ser golpeado cerca del recinto ferial tras una pelea multitudinaria.

«Dejemos trabajar a los cuerpos y fuerzas de seguridad y a la justicia, aunque tengamos un sentimiento de rabia e impotencia no nos podemos tomar la justicia por nuestra mano», ha asegurado a EFE el regidor, quien ha insistido en pedir calma a la población.

Los hechos se produjeron anoche, tras una concentración vecinal en la que se congregaron de forma pacífica unas 2.500 personas en repulsa por la muerte del joven, cuando varios grupos «más alterados y nerviosos» se dirigieron a viviendas de familiares de los dos sospechosos de la agresión, que aunque están identificados por la Guardia Civil siguen huidos.

Según han informado tanto el alcalde como un portavoz del instituto armado, se produjo entonces tanto el asalto a cinco viviendas como destrozos en varios vehículos vinculados a la familia de los agresores, que se habían ausentado del pueblo en la mañana de este lunes.

Aunque muchos vecinos quieren promover el «destierro» de esta familia «conflictiva» de la localidad, el regidor ha indicado que pretenden canalizar tal pretensión mediante otra fórmula legal, a través de la justicia y con la recogida de firmas para tratar de conseguir una privación de residencia en el municipio.

La agresión mortal se produjo minutos antes de las 7 horas de este lunes, cuando al parecer, tras una pelea en el recinto ferial, un joven huyó aunque fue alcanzado más tarde en el entorno de la calle Diego de Siloé.

Este joven cayó al suelo, se golpeó con un bordillo y murió después de haber sido evacuado hasta un hospital de Granada, indicó la Guardia Civil, que ha detallado que en la pelea multitudinaria también se produjo algún herido más.

Tras la agresión mortal, el Ayuntamiento de Íllora decidió suspender las fiestas patronales y ha decretado tres días de luto oficial en la localidad, donde a las 19.45 horas de esta tarde está previsto el entierro del joven en el cementerio municipal.