La enmienda que excluye a los perros de caza de la ley animal, aprobada con los votos de PSOE, PP y Vox

Madrid (EFE).- El polémico proyecto de ley de bienestar animal ha superado este jueves su paso por la Comisión de Derechos Sociales del Congreso de los Diputados, para seguir adelante su tramitación con una enmienda del PSOE que excluye a los perros de caza, y a la que se han sumado el Grupo Popular, PNV, Vox y Coalición Canaria.

Según el texto de la enmienda, quedarán excluidos los perros de caza, rehalas y animales auxiliares de caza, y se añade que «todos ellos se regulan y quedarán protegidos por la normativa vigente europea, estatal y autonómica correspondientes y que les sea de aplicación al margen de esta ley

La enmienda de los perros de caza para excluirlos del proyecto de ley ha enfrentado a PSOE y Unidas Podemos desde casi el inicio de la tramitación de esta normativa, que fue aprobada en verano en Consejo Ministros, bajo el impulso del Ministerio de Derechos Sociales que dirige Ione Belarra, de Unidas Podemos.

Bienestar animal

Ademas de dar su visto bueno la Comisión al informe de la ponencia sobre el proyecto de bienestar animal con la enmienda que excluye a los perros de caza, también ha sido aprobado el relativo a la ponencia sobre el proyecto de ley de reforma del Código Penal sobre maltrato animal.

Aunque Unidas Podemos ha rechazo la enmienda sobre los perros de caza, sí que ha apoyado el primero de estos informes junto al partido socialista, ERC y Bildu, frente al rechazo del PP, Vox, Junts per Catalunya y la abstención de Ciudadanos.

Tras sucesivas cancelaciones en los últimos días de las convocatorias de esta Comisión de Derechos Sociales en el Congreso, para intentar solventar el escollo de los perros de caza, la iniciativa finalmente ha salido adelante con la exclusión de los perros de caza y seguirá su cauce en el pleno, a partir de enero.

Después de la votación, la secretaria de Organización de Podemos y secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, ha reprochado al grupo socialista que se haya apoyado en el Partido Popular e incluso en Vox, para sacar adelante el proyecto de ley de bienestar animal con la exclusión de los perros de caza.

«Creemos -ha dicho- que el PSOE tiene una última oportunidad, antes de la llegada a pleno, de rectificar, de retirar esta posición, que, insistimos, es peligrosa y pone en riesgo a los animales».

«Todavía hay opciones de transacción en el pleno», y el proyecto de ley «no lo vamos a dejar caer nosotros, porque es responsabilidad del grupo socialista total y absoluta haber sacado a los perros de caza».

Debate tenso

El debate en la Comisión ha sido muy tenso, con reproches cruzados, especialmente de los partidos conservadores contra el PSOE y Podemos, a quienes han acusado de «ningunear» a los diputados con sucesivas cancelaciones de reuniones, «transgrediendo» todo tipo de límites para sacar adelante una norma «ideológica» y no racional.

Vox y PP han sido muy críticos contra los socios de Gobierno por llevar al Parlamento unos proyectos de ley con graves vacíos jurídicos y científicos, con el pretexto de proteger a los animales, cuando en muchos casos, dicen, los expondrán a mayor inseguridad jurídica frente al maltrato

Ciudadanos ha reprochado que el proyecto de ley de bienestar animal llegue al absurdo de exigir un certificado para tener un periquito o un perro, y los grupos nacionalistas han acusado a los socios de Gobierno de extralimitarse competencialmente en materia de protección animal.