Espadas ve «más que discutible» la sentencia de los ERE y «carne de recurso» al TC

Sevilla, 15 sep (EFE).- El líder del PSOE-A, Juan Espadas, cree que la sentencia sobre los ERE deja «muchas más dudas que certezas» y es «más que discutible» sobre si se está produciendo la vulneración de derechos fundamentales, con «mucha fragilidad» en algunos elementos, por lo que es «carne de recurso» al Tribunal Constitucional.

Ha dicho a los periodistas en el Parlamento andaluz que hay «dudas de suficiente magnitud» para que sea el Tribunal Constitucional el que dirima si se han vulnerado derechos.

Espadas ha desligado «absolutamente» del PSOE la resolución de un posible indulto al expresidente José Antonio Griñán, ya que ha recordado que son expedientes específicos, personales, a los que tiene derecho un ciudadano español «y que resuelve un Gobierno».

«Igual que se han tramitado en otras circunstancias para otros ciudadanos, si los ciudadanos que se ven envueltos quieren ejercer su derecho hay que respetar el proceso y dejarlo en ese ámbito», ha añadido Espadas, quien ha insistido en que «no es una cuestión del PSOE, es una cuestión de cada uno que está en ese proceso».

Ha opinado que la sentencia del Tribunal Supremo debería haber sido por unanimidad y ve frágiles algunos razonamientos, ya que en la respuesta penal a algunas conductas la presunción de inocencia «sólo se puede combatir con pruebas y cargos claros» y no deduciendo sobre algo que no está «suficientemente probado».

«Es una sentencia más que discutible desde el punto de vista de la controversia jurídica que levanta y de los argumentos que se plasman en ella», por lo que el Tribunal Constitucional «debe pronunciarse» y valorar si hay vulneración de derechos básicos, ha agregado.

Ha asegurado que no hay «nada concluyente ni esto está cerrado» y ha defendido que en la sentencia, aunque políticamente el PP lo quiera usar, no incluye «ningún pronunciamiento contra el PSOE».

La Sala de lo Penal del alto tribunal ha hecho público este miércoles la sentencia de los ERE, de 1.205 páginas, que confirma la condena por delito continuado de malversación de caudales públicos a nueve exaltos cargos, entre ellos Griñán, cuyo ingreso en prisión queda en manos ahora de la Audiencia de Sevilla.