Feijóo confía en los descontentos con Sánchez para lograr su cambio político

Madrid, 29 dic (EFE).- El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, pretende lograr un cambio político en España en 2023 ofreciendo a los electores un partido «sin etiquetas» y transversal con el que apela a los descontentos con el PSOE de Pedro Sánchez y a la «amplía mayoría» que cree que «España merece un mejor Gobierno».

Feijóo ha fijado esta meta en la rueda de prensa en la que este jueves ha hecho balance del último año, el primero como líder de la oposición.

Tras tomar las riendas del PP en abril, Feijóo ve a su partido con una salud «tan buena como en sus mejores momentos» y «en condiciones de poder ganar en cualquiera de las comunidades autónomas que se someterán a las urnas en el mes de mayo», unos comicios que el PP plantea como una moción de censura a Sánchez.

En las generales y a pesar de que en las encuestas el PP necesita a Vox para alcanzar la mayoría absoluta, el objetivo según Feijóo es «sumar votos» y no «diputados».

Feijóo ha anunciado un «plan de calidad institucional» que comprometa a un Gobierno del PP a evitar el nepotismo y a poner a las instituciones al servicio de las mayorías y no de las «vanidades» de los gobernantes, y ha llamado a «superar el choque continuo y la división entre bloques».

«Creo que hay una mayoría de españoles que pueden unirse a un proyecto sin etiquetas. Hay más españoles que no nos habían votado que nos van a votar y que no nos habían votado y tienen claro que no van a votar a quienes habían votado en las últimas elecciones», ha afirmado.

Como «valores» de ese «proyecto sin etiquetas», Feijóo ofrece reformas para el crecimiento económico, rigor en la gestión del dinero público y la defensa de las instituciones.

El líder del PP ha salpicado su intervención de críticas a Sánchez por convertir a Bildu y ERC en «puntales» de su Gobierno o por observar «impasible» la pérdida de poder adquisitivo de las rentas medias y bajas.

Criticas a la ley del solo sí es sí

También ha denunciado que el Gobierno no haya modificado aún la ley del solo sí es sí para evitar la rebaja de penas a agresores sexuales y ha vaticinado que los condenados por corrupción «aliados» del PSOE se verán beneficiados por la reforma de la malversación.

Feijóo, que ha iniciado su balance condenando los últimos casos de violencia machista, ha marcado además distancias con Vox, por el cuestionamiento a este concepto de violencia y porque han tumbado los presupuestos de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid.

El líder del PP cree que los votantes de Vox tomarán nota y que » «tienen más claro que si quieren una alternativa distinta al Gobierno sanchista con los independentistas, hay una única alternativa» y es la que representa su partido, el PP.