Polémica sobre el aborto en Castilla y León: Vox presiona al PP y amenaza con salir del Ejecutivo regional

Madrid (EFE).- El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha insistido este martes en que su formación evaluará el pacto de Gobierno con el PP en Castilla y León si el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no cumple con el acuerdo de medidas antiabortistas que afirma que acordaron para apoyar su investidura.

«Se revisarán las condiciones del pacto y actuaremos en consecuencia», ha dicho Espinosa de los Monteros en rueda de prensa en el Congreso tras corroborar que ello no significa salir del Ejecutivo castellano leonés pero sí «reevaluar» el pacto.

Espinosa ha corroborado las palabras del secretario general de Vox, Ignacio Garriga, de que su partido «no dará ningún paso atrás» en el plan antiaborto después de haber amagado en una entrevista en La 2 y en Ràdio 4 con salir del ejecutivo autonómico si el PP no cumple.

Vox actuará "en consecuencia" si Mañueco no cumple con las medidas antiaborto
El portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, durante la rueda de prensa ofrecida este martes en el Congreso. EFE/Mariscal

«Esperamos que se cumpla lo pactado y si no sucede evaluaríamos en función de lo que suceda», ha reiterado el portavoz parlamentario, que ha incidido en que el jueves pasado el consejero del PP y el vicepresidente de la Junta hicieron público «un protocolo de latido fetal para todas las mujeres embarazadas que quieran» y para «promover el acceso a una ecografía 4D a las mujeres gestantes» que estaba en el acuerdo de Gobierno.

«Ese protocolo esperamos que se emita en las próximas horas o días», ha dicho tras insistir en que entre esas medidas también estaba la salvaguarda del derecho de conciencia de los médicos que participen en abortos.

El portavoz de Vox en el Congreso ha criticado que el PP haya negado estas medidas y ha puntualizado que el presidente de la Junta de Castilla y León «es quien ha quedado desautorizado».

El portavoz de la Junta rehúsa hablar de la amenaza de Vox sobre el pacto

En Segovia, el portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo (PP), ha rechazado pronunciarse sobre las palabras del secretario general de Vox, Ignacio Garriga.

A reiteradas preguntas de los periodistas sobre este asunto durante una rueda de prensa, Carriedo se ha remitido a la declaración institucional de este lunes del presidente del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, que aseguró que no se aplicará ningún protocolo de forma obligatoria ni para profesionales sanitarios ni para las mujeres embarazadas.

Preguntado por los periodistas sobre si considera que la relación con sus socios de Gobierno está rota, si se baraja una nueva convocatoria de elecciones o si la coalición de Gobierno es más débil ahora que hace unas semanas, Carriedo ha evitado contestar y se ha referido una y otra vez a la declaración de ayer de Mañueco.

El Gobierno avisa que no se detendrá frente a la «tropelía» de Castilla y León

Moncloa, mientras, ha subrayado que no está dispuesto a permitir «que se retroceda ni un milímetro» en los derechos de las mujeres y se prepara para impulsar «cuantas iniciativas sean necesarias» para impedir la «tropelía» de las medidas antiabortistas anunciadas por la Junta de Castilla y León.

El Gobierno avisa que no se detendrá frente a "tropelía" de Castilla y León
La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno , Isabel Rodríguez, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrada este martes en La Moncloa. EFE/Javier Lizón

Así lo ha manifestado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la cual el Gabinete ha aprobado un requerimiento de incompetencia dirigido al Gobierno de la Junta, como paso previo a un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional.

Eso sí, la ministra ha dejado claro que las medidas anunciadas por Castilla y León son todavía desconocidas y ha considerado «contradictorias» e «insuficientes» las explicaciones ofrecidas por el vicepresidente de la Junta, Juan García Gallardo, y por el presidente de la comunidad autónoma, Alfonso Fernández Mañueco, sobre lo que piensan hacer respecto a las mujeres que quieren abortar.

Isabel Rodríguez ha recalcado que al requerir a la Junta el Ejecutivo traslada un mensaje de «firmeza y tranquilidad» a las mujeres de Castilla y León y a los profesionales sanitarios, que demandan «seguridad jurídica» cuando ejercen su trabajo.

Mañueco califica de «propaganda sobreactuada» la respuesta del Gobierno

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha calificado de «propaganda sobreactuada» la reacción del Gobierno central ante las medidas antiaborto anunciadas por el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo.

Tras anunciar en su perfil de Twitter que enviaría una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, minutos después ha difundido su contenido por la misma vía, para lamentar que haya decidido «combatir con inusitada dureza un conflicto irreal», en vez de «afrontar los problemas reales de la ciudadanía».

Mañueco ha insistido en que «no habrá ninguna modificación en el protocolo de atención a la interrupción voluntaria del embarazo» y en que «no se obligará a nada ni a los facultativos ni a las mujeres», en contra de lo manifestado por el vicepresidente, quien este lunes insistió en que el nuevo protocolo de atención a las mujeres embarazadas sí sería obligatorio para los médicos.

«Le ruego abandone los esfuerzos de su Gobierno en cuestiones ficticias para poder centrarse en la realidad y en sus competencias», argumenta el presidente autonómico en su misiva, con referencias expresas a la ministra de Sanidad, Carolina Darías, con quien ha coincidido este martes en Salamanca, para que «ejerza sus competencias para paliar el déficit de médicos» de Atención Primaria.