JxCat cuestiona la «viabilidad» del Govern de ERC tras perder 91 votaciones

Barcelona (EFE).- La portavoz de JxCat en el Parlament, Mònica Sales, ha cuestionado la «viabilidad» del Govern de Pere Aragonès, al que ve «débil», tras haber perdido un total de 91 votaciones en la cámara catalana -entre mociones, leyes y decretos- desde la ruptura de la coalición el pasado mes de octubre.

JxCat ha elaborado un documento interno, al que ha tenido acceso EFE, en el que contabiliza los resultados de las votaciones desde que pasó a la oposición, en el que destaca el rechazo de la cámara catalana a numerosas iniciativas apoyadas por el Govern de ERC, entre ellas el proyecto de ley del Plan Estadístico de Cataluña, el retraso en la convalidación del decreto de estabilización de funcionarios o la modificación del Fondo de Transición Nuclear.

«Si el Govern presenta los temas en el Parlament como si tuviese mayoría absoluta, sin negociar con los grupos, todo se dificulta más», ha asegurado Sales en una entrevista con EFE, en la que emplaza al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a «reflexionar» sobre su «liderazgo».

JxCat cuestiona la "viabilidad" del Govern de ERC tras perder 91 votaciones
La portavoz de JxCat en el Parlament, Mònica Sales, durante la entrevista con la Agencia EFE. EFE/Marta Perez

Esta «debilidad» del Govern, según Sales, complica su «viabilidad» y «dificulta mucho su agenda legislativa en el Parlament».
Según figura en el documento de JxCat, ERC no se ha salido con la suya en el 21,06 % de las votaciones de los últimos tres meses, mientras que las posiciones de Junts han prosperado en el 97,02 % de las veces.

Sales ha negado que JxCat se esté planteando impulsar una moción de censura contra el presidente catalán, aunque ha recordado que la potestad de convocar elecciones es de Aragonès: «Con este poco apoyo quien debe hace hacer la lectura es el president», ha remachado.

Para Sales, JxCat tomó una «decisión madura» al decidir salir del Govern, y lo hizo a raíz de «un incumplimiento de acuerdos» por parte de ERC.

Aunque ha reconocido que estando en el Govern hay «más opciones de hacer actividad que llegue a todos los pueblos de Cataluña», Sales ha señalado que JxCat ha encontrado «mecanismos» para hacer llegar sus propuestas a todo el territorio: «JxCat vive un momento de fuerza, porque ha sido coherente con lo que ha hecho desde su momento fundacional».

Sales arremete contra ERC por «polemizar» con el Fondo Nuclear

Una de las votaciones que ha salido adelante en el Parlament pese al desacuerdo de ERC es una propuesta sobre el Fondo de Transición Nuclear, avalada por PSC y JxCat y que los republicanos tildaron de «electoralista».

«Lo que hemos hecho con el Fondo Nuclear es trabajar pensando en el territorio, de cara al territorio. Saben que es una medida que beneficia mucho al sur del país, hemos trabajado con esta visión territorial que es tan importante para JxCat. No querer que unos fondos vuelvan al territorio es sorprendente y hacer polémica de la manera en que se ha hecho polémica es sorprendente», ha indicado.

Para la portavoz de JxCat, que es natural de Jesús, en la comarca del Baix Ebre, que los fondos «reviertan» en territorios como Terres de l’Ebre, Tarragona o Lleida siempre es «positivo».

Los fichajes del PDeCat no «diluyen» la «esencia» de JxCat

Por otra parte, Sales ha abierto las puertas de JxCat a todo aquel que «tenga las ganas de trabajar» siguiendo el espíritu del partido y, en esta línea, ha asegurado que los fichajes de candidatos provenientes del PDeCAT no «diluyen» la «esencia» de Junts.

«En las elecciones de 2023, todas aquellas personas que compartan la hoja de ruta de JxCat son bienvenidas. Yo fui concejal de Convergència en 2015, fui concejal de Junts per Jesús cuando era una coalición y fui una de las personas que firmó el documento fundacional de JxCat con la convicción de que este era el espacio que nos debía aglutinar a todos», ha subrayado.

Y ha agregado que Junts «es un espacio amplio», por lo que todos aquellos que quieran sumarse en 2023 al proyecto «no deben hacerlo para diluir nada, sino para construirlo todo».